Corrientes: Tras los incendios, la sorprendente recuperación de los Esteros del Iberá

Info General 14 de marzo de 2022 Por Susana Dicastro
El fuego arrasó con el 12% de la superficie correntina y con gran parte de los Esteros del Iberá. Los incendios fueron controlados y la naturaleza ya comienza a recuperarse.
Esteros del Ibera - Corrientes

El fuego arrasó con más de 1.000.000 de hectáreas en Corrientes, el 12% de la superficie provincial. Pese al grave daño causado, ya es posible observar cómo la Madre Naturaleza se recupera y las postales brindan un panorama más alentador en los Esteros del Iberá.

Fue gracias al gran trabajo de todas las personas que estuvieron en la línea de fuego, la solidaridad de la sociedad; pero también a las lluvias que se registraron y a la presencia de cientos de especies con roles vitales para la restauración de los ambientes hacen que Iberá hoy pueda recuperarse. Así lo afirma la Fundación Rewilding Argentina, una ONG que reintroduce especies en peligro de extinción en ecosistemas naturales y que hoy lleva adelante uno de sus proyectos más importantes en los Esteros del Iberá.

"El riesgo ígneo es significativamente menor que hace unas semanas, y en algunos portales pueden observarse una buena cantidad de herbívoros nativos, como el venado de las pampas y el ciervo de los pantanos, disfrutando el rebrote del pasto. Lo que antes era seco ahora presenta algo de agua y apenas con eso la naturaleza misma emprende su camino de restauración", expresaron en un comunicado desde Rewilding Argentina.

Los Esteros del Iberá son conocidos en el mundo entero por ser un gran humedal con esteros, cañadas, bañados, lagunas y grandes espejos de agua, intercalado por pastizales en lomadas arenosas, y salpicado por pequeños bosques húmedos, selvas en galería y bosques secos.

Incendios

Siembre fueron considerados "uno de los mejores lugares en Argentina para avistar grandes mamíferos terrestres. Ciervos de los pantanos, carpinchos, zorros, corzuelas, y venados de las pampas; yacarés, ñandúes, y boas curiyú. Ocasionalmente se ven aguará-guazús, gatos monteses, osos hormigueros y pecaríes de collar", describen desde Rewilding Argentina.

Los incendios sin precedentes hicieron que el Iberá sufriera un severo proceso de defaunación, durante el cual muchas especies que son consideradas clave en la generación y recuperación de los montes, entre ellos grandes dispersores de frutos y semillas como el guacamayo rojo, el muitú y el pecarí de collar, "fueron extirpadas.

Por ello, desde la Fundación sostienen que hoy, más que nunca, es urgente continuar con su labor. "Nos urge continuar reintroduciendo estas especies mediante el rewilding para fortalecer Iberá y hacerlo más completo y resiliente ante estas grandes catástrofes, que se espera que aumenten en frecuencia e intensidad de acuerdo a los estudios más recientes sobre los incendios catastróficos de las Naciones Unidas".

Te puede interesar