Alemania enviará 2.700 misiles antiaéreos a Ucrania

Mundo 03 de marzo de 2022
En los últimos días, las autoridades alemanas han dado un giro de 180 grados en la política de exportación de armas y ha permitido el envío directo de armas a Kiev.
Invasion a aUcrania

Giro histórico: el Gobierno de Alemania ha aprobado el envío de 2.700 misiles antiaéreos tipo 'Strela' a Ucrania ante la ofensiva militar de Rusia, iniciada el 24 de febrero, según documentos del Ministerio de Economía alemán a los que ha tenido acceso la agencia de noticias DPA. 

Los misiles 'Strela' son armas de producción soviética procedentes de antiguos stocks del Ejército de la antigua República Democrática Alemana (RDA), integrada en la Unión Soviética. En los últimos días, las autoridades alemanas han dado un giro de 180 grados en la política de exportación de armas y ha permitido el envío directo de armas a Kiev. 

Alemania llevaba años negándose a exportar armas a zonas en guerra o a permitir que terceros países envíen armas de fabricación alemana a dichas regiones. Sin embargo, el Ministerio de Defensa empezó a examinar si se podían entregar más armas a Ucrania y cuáles. 

El sábado, el Gobierno decidió enviar a Ucrania mil armas antitanque y 500 misiles tierra-aire 'Stinger' de las reservas de las Fuerzas Armadas que, según fuentes gubernamentales del miércoles ya han sido entregadas. Las entregas ahora aprobadas por el Ministerio de Economía son armas adicionales de otro tipo. 

Además, Berlín ha autorizado a Países Bajos y Estonia --socios de la OTAN-- a entregar armas a Ucrania que proceden de la producción alemana o de las existencias de la RDA. 

"En esta situación, es nuestro deber apoyar a Ucrania en la medida de nuestras posibilidades en su defensa contra el ejército invasor de Vladimir Putin. Alemania está al lado de Ucrania", señaló. 

Mientras que el anuncio fue aplaudido por el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, quien pidió en Twitter a Scholz que siga por este camino, provocó el rechazo del Ministerio de Exteriores ruso, que resaltó que Berlín "está despertando no sólo los fantasmas de la Guerra Fría, sino también los de la 'guerra caliente'". 

"Se están enviando armas desde suelo alemán contra los soldados rusos". En este contexto, las palabras de Scholz en su reunión con Putin en Moscú sobre la reconciliación de alemanes y rusos tras la Segunda Guerra Mundial fueron "especialmente cínicas", manifestó la portavoz del Ministerio ruso, Maria Zajarova. 

Te puede interesar