Empresarios turísticos dudan de las cifras optimistas del Gobierno

Provinciales 22 de enero de 2021
Las cámaras, agencieros, hoteleros aseguran que no existe el movimiento turístico que informó el Gobierno. "en Fiambalá, que es uno de los destinos más buscados, no llegó al 30%", dijeron.
0004
0004

Referentes del sector turismo de la Federación Económica de Catamarca y la Unión Comercial de Catamarca pusieron en duda los números que informó la Provincia con respecto a los ingresos de turistas a la provincia. En general, consideraron que no hay un análisis estadístico real y que se confundió "turista genuino" con ingresantes a la Provincia, que regresaron porque tienen familiares o porque temporalmente están fuera de la provincia ya sea por estudio o por trabajo. Además, fueron críticos de "la anarquía" que existe en el interior donde los intendentes volvieron a cerrar ingresos.

Mauricio Pagani, presidente de la Cámara de Turismo de Belén y referente del sector en la Federación
Económica de Catamarca, se mostró desconcertado por las cifras al señalar que mantienen contacto
permanente con todas las cámaras, agencieros, hoteleros y no existe el movimiento turístico que informó el Gobierno.

"Nos sorprendieron los datos arrojados por el Gobierno por ingreso de visitantes porque sabemos que no es así, no llegamos al 10% de los números. No sabemos de dónde salen esos números porque uno no ve que estén haciendo estadística como para tener números reales", expresó.

Por su parte, Juan Pablo Bossa, referente de la Unión Comercial y propietario de una agencia de turismo, se
pronunció en idéntico sentido: "No sabemos de dónde sacaron esas cifras porque eso no se vio reflejado de
ninguna manera en el sector. Estamos en contacto permanente y la actividad fue prácticamente nula", sostuvo. "En la Capital, el movimiento turístico no llegó ni al 25%", dijo en relación con la cantidad promedio que se recibe para esta época del año.

Días pasados, el Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia informó que el impacto económico del movimiento turístico durante la primera quincena de enero fue de más de 133 millones de pesos, aun a pesar de las diversas restricciones que hay en los municipios.

Según este relevamiento, un total de 22.243 turistas llegaron a Catamarca en la primera quincena con un
promedio de dos noches.

Anteayer, la Municipalidad de la Capital informó que más de 32 mil personas ingresaron a la Capital durante lo que va del mes; los datos surgen de la plataforma Verano, la cual se utiliza a nivel nacional para tramitar los permisos de ingreso a las provincias.

"Hay que definir qué se considera turista. Un familiar que viene de visita o un catamarqueño que ingresa a la provincia porque vive temporalmente afuera no se lo considera turista. Hay que diferenciar muy bien el turista genuino. Creemos que las cifras del Gobierno están más relacionadas con la gente que regresa a la Provincia", sostuvo Pagani.

En este sentido insistió en que la evaluación del sector es que no hay impacto económico y se refirió a la
inestabilidad que existe por las medidas diferentes entre la Provincia y los municipios. "Tuvimos reunión con las agencias de viajes y el trabajo de las agencias de viajes en la provincia es nulo. Eso crea la pauta que la gente que pudo entrar a la provincia es gente local que no se aloja en hoteles ni compra una excursión", agregó Pagani.

"En enero tuve dos turistas y en febrero canceló otro por los bloqueos en los lugares turísticos porque la gente no se puede bajar del vehículo", ejemplificó Bossa. "Aquí hay una distorsión de la realidad. En Santa María el turismo fue nulo, en Belén no llegamos ni al 20%, y en Fiambalá, que es uno de los destinos más buscados, no llegó al 30%", señaló el referente de la Federación Económica.

termas de fiambala

Además, comentó que en Belén se cerraron dos hoteles, lo que implica 75 plazas menos. "Aún así, los hoteles
que logramos sobrevivir a esta pandemia no tenemos niveles de ocupación importante". Pagani consideró que hubo varios errores en la política turística del Gobierno y ahora ya es difícil salvar la temporada.

"Catamarca se demoró 20 días en definir la apertura del turismo; muchos planificaron su viaje por el norte argentino y aquí no teníamos certezas. Arrancamos mal; cuando se definió la apertura del turismo a fines de noviembre, pedimos que se hiciera una fuerte inversión. Tampoco pasó, no hubo promoción de Catamarca como destino", agregó.

"Estamos con un remanente mínimo de turistas y cuando llegan a Catamarca no te dejan entrar a los lugares
turísticos. Volvimos a la anarquía donde los intendentes cierran los pueblos y no se puede visitar El Shincal (Belén) o los museos. Así es muy difícil trabajar y pensar en algo prometedor", sostuvo Pagani y en el mismo sentido se pronunció Bossa.

Elancasti

Te puede interesar