Grooming: el caso del periodista Pedro Quinteros ira a juicio

Locales 20 de febrero de 2022
Será la primera vez que un caso de “grooming” seguido por un presunto abuso sexual consumado sea juzgado en Catamarca.
grooming

“¡Hola! Me gustaría conocerte”; “seamos amigos, podés confiar en mí”; “¿Me pasás alguna foto?”; “Dale, animate, no pasa nada. Queda entre nosotros. Somos amigos. Podés confiar en mí”; “Si no hacés todo lo que te digo, muestro tus fotos a tu familia y amigos, en la escuela y en todos lados”. En internet, los acosadores de niños, niñas y adolescentes encuentran un terreno apto para captar a sus presas. Debido a los peligros que puede haber en la red, varios organismos trabajar para atrapar a los “groomers” –acosadores de chicos y chicas en internet-.

En diciembre de 2019, la ONG de Estados Unidos Homeland Security, una organización especializada a detectar pedófilos en internet, dio voz de alerta. No era la primera vez que esta ONG actuaba en Argentina y en Catamarca, pero sí intervino en el primer caso de Tinogasta. Pedro Pablo Quinteros fue imputado por dos hechos de “grooming” y por “abuso sexual con acceso carnal calificado por tener conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual grave y hubiese existidos peligro de contagio”. Desde entonces, se encuentra con prisión preventiva.

Este martes, ocupará el banquillo de los acusados de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación. El Tribunal estará integrado por los jueces Jorge Palacios, Marcelo Soria y Patricia Olmi. Será la primera vez que un caso de “grooming” seguido por un presunto abuso sexual consumado sea juzgado en Catamarca.

De acuerdo con la investigación penal, a cargo del fiscal Luis Jorge Barros Risatti, entre junio y julio de 2017, a través de la red social de Facebook, se contactó con dos adolescentes de 14 y de 15 años. Meses después, en marzo de 2018, volvió a contactarse con una de sus víctimas. A fuerza de amenazas e intimidaciones, consumó el abuso. En este marco, se realizaron allanamientos en Tinogasta y Fiambalá. Se logró secuestrar material tecnológico: chips, tarjetas memorias y teléfonos celulares, tanto en el domicilio del acusado como en otros domicilios. En esta investigación también colaboró el Laboratorio Satélite del Poder Judicial de Catamarca y la cámara Gesell del Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF). “Los padres desconocían la actividad de sus hijos con relación al teléfono”, había advertido una fuente vinculada a la investigación.
Delito

El “grooming” es el acoso de adultos a niños, niñas y adolescentes, a través de las nuevas tecnologías de información y de comunicación (NTIC), redes sociales, teléfonos celulares o internet. El agresor busca persuadir al niño para crear una “amistad”, y de esta manera lograr un acercamiento que le permita obtener imágenes, vídeos con contenido sexual, e inclusive un posible acercamiento físico para abusar sexualmente de la víctima.

A través de este delito, el “groomer” –así se define a este tipo de acosador- estudia a la víctima al conocer cuáles son sus intereses, gustos, actividades, entre otros.

Generalmente, el primer contacto se realiza en las redes sociales, y en ocasiones el agresor falsifica su identidad pasándose por otro chico. Una vez consolidada la relación de amistad y la confianza, el agresor no duda en empezar el acoso sexual, solicitando material pornográfico o un encuentro sexual.

Tanto del Sistema de Protección de chicos y chicas como desde el ámbito de la Justicia exhortan a padres, docentes y demás personas que tengan sospechas o sepan sobre abusos sexuales a niños, niñas y a adolescentes a que realicen la denuncia penal correspondiente.

A modo de prevención, en febrero de 2015, entró en vigencia la Ley Provincial 5.385 de Creación del Programa de Capacitación en el Ámbito Escolar y Familiar para que Niños, Niñas y Adolescentes puedan incorporar Herramientas Idóneas que les permita un Uso Seguro de Internet y de las Nuevas Tecnologías de Información y de la Comunicación (NTIC).

¿Qué hacer ante el grooming?

Si se identifica un caso:

No borrar las conversaciones; servirán como prueba.

Realizar captura de pantallas.

No bloquear ni escrachar al acosador en redes sociales porque dificultará su identificación por la Justicia.

Cómo detectar y prevenir:

Prestar atención a las actividades de chicos y chicas en las redes sociales.

Hablar con ellos para advertirles. Enseñarles a no enviar fotos y que no asistan a encuentros con desconocidos que contactaron por internet. Estar atentos a cambios de conductas.

Denunciar

El grooming es un delito. Se puede llamar a la Línea 102 de Asistencia a Niños, Niñas y Adolescentes en riesgo o denunciar penalmente en sede judicial.

El Servicio Local de Capital de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes cuenta con la línea 3834 606915, que funciona de 9 a 13. A través de este servicio, se pueden realizar consultas y asesoramiento.

El Ancasti

Te puede interesar