Por primera vez en 10 años, hay más personas heterosexuales con VIH que homosexuales

Salud 11 de febrero de 2022
Un análisis realizado en el Reino Unido reveló que el 50% de las personas infectadas con el virus eligen parejas sexuales del sexo opuesto. Además, los heterosexuales tienden a tener un diagnóstico tardío, lo que provoca que se produzca un mayor daño en el sistema inmunitario.
HIV

A pesar de que desde la década de los ´80 se relacionó al Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) con la homosexualidad, la ciencia parece estar demostrando ahora todo lo contrario.

Un estudio de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido reveló que, por primera vez en 10 años, las cifras de heterosexuales infectados con la enfermedad supera al número de personas homosexuales que son portadores del virus.

En ese sentido, el 50% de las personas con VIH positivo corresponden a personas heterosexuales, mientras que el 45% representa a quienes eligen una pareja sexual de su mismo sexo.

De acuerdo con el estudio, las personas heterosexuales tienden a tener un diagnóstico tardío, lo que provoca que se produzca un mayor daño en el sistema inmunitario y el virus cause mayores complicaciones.

En ese sentido, el 51% de las mujeres y el 55% de los hombres heterosexuales recibieron un diagnóstico tardío, por lo que el virus a había cansado serias complicaciones en su estado de salud. De los diagnosticados de este grupo, pero mayores de 65 años, el 66% recibió su confirmación en este último año.

Mientras tanto, la cifra es considerablemente menor si se habla de personas homosexuales y bisexuales, puesto que solo el 29% de este grupo detectó su enfermedad en un estado avanzado.

Esto se debe a que un 33% menos de la población heterosexual se realizó las pruebas correspondientes durante la pandemia, mientras que entre las personas que pertenecen al colectivo LGTBIQ+ esta cifra solo disminuyó un 7%.

La diferencia entre el VIH y el SIDA

A pesar de que el VIH y SIDA son utilizados comúnmente como sinónimos, esto no sería del todo correcto, puesto que desarrollar SIDA es consecuencia de una infección por VIH.

Sin embargo, las personas infectadas con VIH pueden no presentar síntomas del síndrome de inmunodeficiencia adquirida y “tener una vida larga y saludable”, según afirma el sitio web del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

Aunque una infección con VIH puede no causar ningún tipo de síntoma, algunas personas presentan dentro de las dos o cuatro semanas después de la infección las siguientes manifestaciones físicas:

fiebre
escalofríos
sarpullido
sudores nocturnos
dolores musculares
dolor de garganta
fatiga
inflamación de los ganglios linfáticos
úlceras en la boca

Te puede interesar