Torneo de verano: el Ciclón superó al Rojo y Troglio empezó derecho

Deportes 16 de enero de 2022 Por Susana Dicastro
En el arranque del ciclo de Pedro, San Lorenzo venció al Independiente de Domínguez con un gol de Herrera en la agonía del primer tiempo.
ciclon

Fue un partido que confirmó las presunciones iniciales tanto para San Lorenzo como en Independiente. Pedro Troglio comenzó su etapa en el Ciclón con una victoria y pudo extraer algunas conclusiones. Es cierto que no se vio mucho fútbol, algo previsible contemplando que el tiempo de trabajo fue escaso y que las piernas aún están atribuladas por el rigor de la pretemporada. Sin embargo, durante lapsos el equipo pudo reflejar en el campo de juego algunas de las ideas del entrenador. En el Rojo, donde comenzó el ciclo de Eduardo Domínguez, hubo una sensación inequívoca: se sintió la falta de un centrodelantero.

En el primer tiempo, San Lorenzo apostó a un juego más directo y mostró mucha concentración y determinación para recuperar la pelota tras cada pérdida. Al igual que el conjunto de Avellaneda, los de Boedo también jugaron sin una referencia de área, ya que en los últimos días el plantel sufrió 16 casos de coronavirus y hubo atacantes que resultaron afectados, como Nicolás Fernández y Alexander Díaz. En ese contexto, los dirigidos por Troglio apostaron a perforar por las bandas, con laterales que se proyectaron con asiduidad y fueron incisivos por afuera. Así nació la jugada del gol, cuando Andrés Herrera definió bien luego de un gran centro de Gabriel Rojas. A ellos se sumaron Gonzalo Berterame y Fernández Mercau, quienes también fueron importantes y contaron con el apoyo de los marcadores de punta en cada avance.

Independiente sufrió la anemia ofensiva. Domínguez tuvo que improvisar a Alan Velasco y Andrés Roa de puntas, pero ambos se retrasaron por instinto a sus posiciones naturales y al equipo le faltó presencia en la zona en la que se definen los partidos. La Joyita comenzó bien y en los primeros minutos sacó rédito de su cambio de ritmo y capacidad de desequilibrio individual. En esos minutos iniciales, el juvenil de 19 años generó lo mejor del Rojo cuando se encendió y se asoció con el lateral Mauro Zurita, quien subió mucho. Luego Velasco se fue apagando y sus apariciones se tornaron cada vez más esporádicas. El que nunca apareció en el encuentro fue Andrés Roa, quien no logró generar peligro, no se ofreció como socio y entró poco en contacto con la pelota.

Una vez en ventaja, San Lorenzo se cerró bien. No se replegó demasiado, pero sí procuró mantener el orden en todo momento y durante varios minutos transmitió mucha seguridad. El colombiano Cristian Zapata fue una garantía y rechazó muchos de los envíos aéreos de Independiente, que en el tramo final del encuentro apostó al recurso de los centros y la pelota parada para intentar generar por arriba lo que no podía crear por abajo. Independiente fue más peligroso cuando el delantero Ángel David Sayago ingresó por Roa. De hecho, el juvenil tuvo una clara: un buen cabezazo que obligó a Sebastián Torrico a exhibir sus reflejos.

Te puede interesar