Investigadores realizaron una tomografía a una momia de más de 3.500 años

Más Noticias 29 de diciembre de 2021
El cuerpo de Amenhotep I fue descubierto en 1881 en Luxor, al sur de Egipto.
Amenhotep

Investigadores de la Universidad de El Cairo, en Egipto, desentrañaron los misterios de una momia que fue descubierta hace casi un siglo y medio, y cuya antigüedad supera los 3.500 años. Se trata del cuerpo momificado de Amenhotep I, que gracias a la tecnología de tomografía computada pudo ser estudiado sin necesidad de quitar las vendas.

El nuevo descubrimiento de la momia de Amenhotep I

El cuerpo del faraón que fundó la XVIII dinastía (1550 – 1292 AC) fue descubierto en 1881 en la actual Luxor, una ciudad al sur de Egipto, más específicamente en Deir el-Bahari, un sitio con templos funerarios y tumbas en la ribera occidental del río Nilo. De acuerdo a los nuevos análisis, Amenhotep I murió a los 35 años de edad.

Durante 140 años, los expertos no quisieron quitar las vendas de la momia por temor a dañarla. Con el reciente estudio consiguieron examinarla sin necesidad de adulterar su estado: realizaron una tomografía computada para “desenvolverla digitalmente”, tal como nota el sitio Engadget, que arrojó imágenes en tres dimensiones.

Siguiendo a la fuente, la primera vez que los arqueólogos utilizaron una tomografía computarizada para estudiar una momia fue en 1977. Ahora, a medida que la tecnología evoluciona y se vuelve más accesible, los investigadores pueden examinar los secretos de las momias de formas hasta hace poco imposibles de concebir.

Una imagen distribuida publicada por el Ministerio de Antigüedades de Egipto muestra una reconstrucción en 3D de la cabeza de Amenhotep I, creada mediante tomografías computarizadas.

Quién fue Amenhotep I

“Amenhotep I parece haber sido físicamente parecido a su padre: tenía un mentón estrecho, una nariz pequeña y estrecha, cabello rizado y dientes superiores ligeramente protuberantes”, explicó Sahar Saleem, autora principal del estudio.

Los investigadores de la Universidad de El Cairo no encontraron en Amenhotep I evidencia de heridas o desfiguraciones que pudieran haber contribuido a su muerte, cuya causa se desconoce. Sin embargo hallaron lesiones post mortem, probablemente infligidas por profanadores de tumbas. Esos daños en el cuerpo momificado fueron reparados por sacerdotes mortuorios de la XXI dinastía, a unos 400 años de la fecha de muerte. Ellos emplearon retazos de lino para unir la cabeza y el cuello.

Amenhotep I gobernó entre 1525 y 1504 AC en el período del Imperio de Nuevo Egipto. Fue uno de los primeros faraones de la XVIII dinastía, que incluyó a figuras como Akhenaton.

Además, fue el primero en ser momificado con los brazos en cruz y uno de los últimos cuyo cerebro no se retiró al momento de la momificación, según explicaron desde el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Te puede interesar