La variante Ómicron ya está presente en 57 países

Mundo 08 de diciembre de 2021
El nuevo linaje del coronavirus causó 1.458 contagios. Hasta ahora, todos los casos fueron leves o asintomáticos. La agencia sanitaria europea alertó que la variante será dominante entre marzo y enero de 2022
COVID - Omicron

La nueva variante del coronavirus denominada Ómicron fue detectada por primera vez en Sudáfrica el 24 de noviembre. Apenas 48 horas después la Organización Mundial de la Salud decidió reunirse de urgencia y la calificó como variante de preocupación (VOC).

La velocidad de transmisión de Ómicron hizo que apenas 14 días después de que los científicos sudafricanos alertaran sobre la nueva mutación del virus SARS-CoV-2, se han notificado al 1.458 casos en 57 países en todo el mundo, según datos difundidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

El informe epidemiológico semanal de la agencia sanitaria internacional subraya que la gran mayoría de los casos confirmados en la Unión Europea (UE) fueron en personas con síntomas leves o incluso asintomáticas.

Sin embargo, la OMS advirtió que, aunque la variante Ómicron pueda causar menos casos graves que Delta, podría aumentar las hospitalizaciones y las muertes si, como se sabe con los primeros datos, es más contagiosa y causa más infecciones en general.

En este sentido, el informe de la agencia internacional se basa en estimaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) que espera que Ómicron se convierta en la variante dominante en la UE con más del 50 % de los casos entre enero y marzo de 2022, dependiendo del nivel de transmisibilidad que acabe teniendo.

La OMS resalta el fuerte aumento de casos en países del sur de África, la región donde la la nueva variante fue detectada: no sólo Sudáfrica, donde los casos se han duplicado en una semana (111 % más), sino Eswatini (1.990 %), Zimbabue (1.361 %), Mozambique (1.207 %), Namibia (681 %) y Lesoto (219 %).

No obstante, el informe de la agencia sanitaria de las Naciones Unidas subraya que estos fuertes aumentos podrían estar relacionados con el mayor número de pruebas de diagnóstico que se han practicado en esos países durante las últimas semanas debido a la alarma por la nueva mutación.

Ómicron se propaga rápidamente en Europa

Según la última actualización del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) al día de hoy se notificaron casos en 21 países de la Unión Europea: Austria (15), Bélgica (14), Croacia (3), Chequia (2), Dinamarca (83), Estonia (6), Finlandia (9), Francia ( 32), Alemania (15), Grecia (3), Islandia (12), Irlanda (1), Italia (11), Letonia (2), Liechtenstein (1), Países Bajos (36), Noruega (29), Portugal (34), Rumanía (2), España (11) y Suecia (13) según información procedente de fuentes públicas. Dos nuevos países de la UE / EEE (Estonia y Liechtenstein) han informado de la variante Ómicron y actualmente se están investigando varios casos probables en varios países.

La mayoría de los casos europeos confirmados tienen un vínculo epidemiológico con casos con antecedentes de viajes a países africanos, y algunos de ellos han realizado vuelos de conexión en otros lugares entre África y Europa. Sin embargo, el informe indica que varias naciones han detectado muestras de la variante Ómicron de casos sin antecedentes de viajes a países africanos, lo que indica una transmisión comunitaria secundaria activa.

Todos los casos sobre los que se dispone de información sobre la gravedad fueron asintomáticos o leves. Hasta el momento no se han reportado muertes entre estos casos. Estas cifras deben evaluarse con precaución, ya que el número de casos confirmados es demasiado bajo para comprender si el espectro clínico de la enfermedad de Omicron difiere del de las variantes detectadas previamente.

Fuera del bloque europeo, se han confirmado 1.121 casos en al menos 34 países alrededor del mundo. Los contagios de la nueva variante se produjeron en: Argentina, Australia, Botswana, Brasil, Canadá, Chile, Región Administrativa Especial de Hong Kong, Fiji, Ghana, India, Israel, Japón, Malasia, Maldivas, México, Namibia, Nepal, Nigeria, Rusia, Arabia Saudita, Senegal, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, Sri Lanka, Suiza, Tailandia, Túnez, Uganda, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos de América, Reino Unido, Zambia y Zimbabwe.

Al informe de hoy del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) que calculaba 55 países con contagios por Ómicron, la OMS agregó dos naciones más que reportaron nuevos contagios y por eso el total global es, al día de hoy, de 57 países con positivos por la nueva variante.

Uno de los puntos de mayor preocupación de la nueva variante es su aparentemente alto nivel de reinfección, es decir, la capacidad de infectar a personas que ya han tenido antes la enfermedad y habían desarrollado por ello anticuerpos naturales contra el coronavirus.

Las vacunas de refuerzos aumentan la protección

El laboratorio Pfizer y su socio BioNTech anunciaron este miércoles que una dosis de refuerzo de su vacuna contra el COVID-19 puede proteger contra la nueva variante de Ómicron, aunque las dos dosis iniciales parecen significativamente menos efectivas.

Según anunció Pfizer, las pruebas de laboratorio mostraron que una dosis de refuerzo aumentó 25 veces el nivel de los anticuerpos neutralizantes contra Ómicron.

Los científicos han especulado que el salto alto en los anticuerpos que viene con una tercera dosis de vacunas COVID-19 podría ser suficiente para contrarrestar cualquier disminución en la efectividad.

Los niveles de anticuerpos predicen qué tan bien una vacuna puede prevenir la infección por el coronavirus, pero son solo una capa de las defensas del sistema inmunológico.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se expresó tras conocerse la noticia. “Los nuevos datos de Pfizer sobre la eficacia de la vacuna contra Ómicron son alentadores. Esto refuerza lo que han estado enfatizando mis asesores médicos: que los refuerzos te brindan la mayor protección hasta el momento”, subrayó.

En tanto, un pequeño estudio preliminar realizado en Sudáfrica sugiere que la protección ofrecida por los anticuerpos de una doble dosis de la vacuna de Pfizer se ve bastante reducida pero no totalmente anulada con la variante Ómicron y apunta a que aquellos que cursaron la infección por SARS-CoV2 y además se vacunaron, son los más protegidos.

El estudio, basado en el análisis de los efectos de Ómicron sobre muestras de sangre de 12 personas previamente vacunadas en Sudáfrica con la solución anticovid de Pfizer-BioNTech, fue realizado por especialistas del Instituto de Investigación de Salud de África (Africa Health Research Institute, AHRI) y publicado anoche para ser sometido a revisión de pares por la comunidad científica.

Te puede interesar