Manchester City se lo dio vuelta al PSG y ambos clasificaron a octavos

Deportes 24 de noviembre de 2021
El equipo de Pochettino se imponía 1 a 0, pero Sterling y Gabriel Jesus revirtieron el marcador. Además, el triunfo del RB Leipzig sobre el Brujas clasificó a los dos a la próxima instancia.
MESSI

Paris Saint Germain, con Lionel Messi de titular, perdió hoy de visitante con Manchester City por 2 a 1, pero de todos modos pasó junto a su vencedor a los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, al completarse la quinta y penúltima fecha de la fase de grupos.

Amenazó con pagar de nuevo la falta de pegada el equipo de Pep Guardiola, pero confió en su juego combinativo hasta el final para imponerse a un equipo francés que lo fía todo a Messi, Neymar y Mbappé y que estuvo cerca de recibir un premio que hubiera sido injusto.

Mahrez fue el más activo y el que tuvo el gol en sus botas en dos ocasiones. La primera tras un taconazo entre dos defensas, un recorte hacia el interior y un disparo con rosca que desvió lo justo Hakimi, la segunda con un disparo raso que llevó a Navas al suelo y a estirar la manopla.

La más clara la dispuso Gündogan. Tras un centro peligrosísimo de Cancelo y un despeje malísimo de Mendes, el alemán acomodó la pelota al palo, que la escupió para incredulidad de Guardiola en la banda. En este contexto de domino total, al City solo le quedaba esperar un error. Por eso cuando Neymar robó la cartera a Gündogan en el medio, despegó rápidamente el ataque, con una bola en profundidad para que Mbappé se perfilara hacia su pierna derecha y la mandase a las nubes.

Fue el aviso de un conjunto que no necesitaba más. El City tenía el equipo, la estructura, la táctica; ellos tenían la pegada. Tras 45 minutos de asedio, el PSG necesitó cinco para marcar la diferencia. Messi se asoció con Herrera, su pared mil veces vista. Desde el carril del 'ocho', puso un centro que tenía que sortear las piernas de cuatro jugadores del City. La bola tocó primero en Walker, cambiando totalmente la trayectoria y le cayó a Mbappé, que preparó el disparo e hizo el primero entre las piernas de Ederson.

Era a la vez un milagro y un calco de lo visto en París. Otra vez el City contra las cuerdas por su falta de gol. Pero la complaciencia de Mbappé, Neymar y Messi, mirando al City construir jugadas sin presionar ni defender, les terminó pasando factura. La pasividad del tridente solo encontraba sentido en algún chispazo aislado como el que llevó a Neymar a tirar una pared con Di María, evitar la entrada de Rodri y definir desviado frente a Ederson.

Neymar había perdido su oportunidad y Gabriel Jesús, en la respuesta, se lo hizo saber. Otra combinación desde la defensa, otro pase a la espalda de los laterales, Bernardo, solo cortando hacia el interior, posicionándola al centro y Jesús, en un toque, para el 2-1. Se hizo justicia en el Etihad, ganó el mejor y no el que tiene a los mejores jugadores.

Venció un City que es mejor bloque, mejor equipo y que con solo uno de los tres que tiene arriba el PSG, dominaría Europa sin problemas. Los de Guardiola se aseguran, además, el pase a octavos como primeros de grupo; los parisinos serán segundos.

Te puede interesar