A 30 años del día en que Freddie Mercury confirmó que tenía Sida

Más Noticias 23 de noviembre de 2021
Lo hizo a través de una carta que compartió con los medios en 1991, justo un día antes de morir.
FM

En noviembre de 1991 Freddie Mercury estaba muy enfermo. Se había recluido en su casa en Kensington, al oeste de Londres, durante los últimos dos años, lo que alimentó las especulaciones de que padecía la enfermedad. Sin embargo, hasta ese entonces, no había hecho ninguna declaración pública y su situación personal era solamente conocida por su círculo más cercano. Según contaron sus allegados, Freddie estaba decidido a proteger a sus seres queridos y fanáticos de su devastador diagnóstico.

Después de que su cuadro empeore cada vez más, decidió que era momento de compartirlo con su público. Para eso, se contacto con Jim Beach, gerente de Queen, y lo invitó a su casa para armar juntos una declaración pública. Al día siguiente, la carta de Freddie Mercury aparecía en los portales de todo el mundo.

La carta en la que Freddie Mercury contó que tenía HIV

La declaración de Mercury fue simple, escueta y contundente:

“Tras la enorme conjetura de la prensa durante las últimas dos semanas, deseo confirmar que he dado positivo en la prueba del VIH y tengo sida. Sentí que era correcto mantener esta información privada hasta la fecha para proteger la privacidad de quienes me rodean.

Sin embargo, ha llegado el momento de que mis amigos y fans de todo el mundo sepan la verdad y espero que todos se unan a mí, a mis médicos y a todos los de todo el mundo en la lucha contra esta terrible enfermedad.

Mi privacidad siempre ha sido muy especial para mí y soy famoso por mi falta de entrevistas. Por favor, comprenda que esta política continuará “.

- Freddie Mercury, 23 de noviembre de 1991

Cómo murió Freddie Mercury

Para sorpresa de todos, veinticuatro horas después del anuncio y con tan solo 45 años, Freddie Mercury murió. Ese mismo día Roxy Meades, su publicista, lo confirmó: “Freddie Mercury murió pacíficamente en su casa. Su muerte fue el resultado de una bronquio-neumonía, provocada por el SIDA”.

Uno de sus íntimos amigos y compañero fiel en sus últimos días fue Elton John. “Estaba demasiado frágil para levantarse de la cama, estaba perdiendo la vista, su cuerpo estaba cubierto de las lesiones del sarcoma de Kaposi y, sin embargo, seguía siendo definitivamente Freddie, chismorreando, completamente indignante”, contó tiempo después.

“No pude averiguar si no se dio cuenta de lo cerca que estaba de la muerte o si lo sabía perfectamente bien, pero estaba decidido a no dejar que lo que le estaba sucediendo le impidiera ser él mismo”, confesó.

Te puede interesar