Monseñor Oscar Ojea fue reelecto máxima autoridad de la Iglesia Católica en Argentina

País 09 de noviembre de 2021
El obispo de San Isidro será por tres años más el titular de la organización que reúne a todos los prelados del país. Aún no se eligió al presidente de la Comisión de Pastoral Social, puesto clave en las relaciones con el poder político y económico.
Monseñor Oscar Ojea

En la segunda jornada de la Conferencia Episcopal de la Argentina la Iglesia designó a sus autoridades y mantuvo la línea de los últimos años.

Mediante el voto de los 98 obispos que conforman la institución en la Argentina se definió que para el trieño 2021-2024 la presidencia seguirá a cargo de Oscar Ojea, Obispo de San Isidro. En la vice presidencia 1° sigue Monseñor Marcelo Colombo, Arzobispo de Mendoza y en la vicepresidencia 2 monseñor Carlos Azpiroz Costa, Arzobispo de Bahía Blanca.

En el cargo de secretario General fue elegido Monseñor Alberto Bochatey, Obispo Auxiliar de La Plata.

Uno de los puntos a los que desde el Gobierno y las demás fuerzas políticas se le seguirá con atención y que aún no fue votado es la elección del presidente de a Comisión de Pastoral Social. Esta es una silla estratégica dentro del entramado político de la Iglesia en la Argentina ya que quien la ocupe es el encargado de llevar adelante las relaciones con las personalidades de la política, los sindicatos y del sector privado. Hoy, ese puesto dentro de la jerarquía eclesiástica lo detenta el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones. Al igual que Ojea, está en condiciones de ser reelecto porque recién está cumpliendo su primer mandato.

Lugones tiene una muy buena relación con el ex intendente de Lomas de Zamora y actual Jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, desde hace varios años. Y no guarda el mejor de los recuerdos de la gestión Cambiemos, tanto es así que el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena le mostró pruebas halladas en relación a un supuesto espionaje ilegal del que habría sido víctima junto al mismo Insaurralde.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA), se realizará desde ayer a las 16 en la Casa de Retiros “El Cenáculo” de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires y culmina el próximo viernes al mediodía, 48 horas antes de que se realicen las elecciones de medio término.

El dato no es menor teniendo en cuenta es que suele haber un comunicado de parte de la Iglesia en donde se muestra la posición de la institución respecto de la realidad social y económica del país. Pero, con la cercanía de las elecciones, se especula con que no se conocerá un posicionamiento hasta la próxima semana, una vez que ya estén los resultados de los comicios.

Por lo menos así lo estiman en la Casa Rosada, en donde esperan que la Iglesia local siga el camino que marcó Bergoglio al convertirse en Papa en donde canceló cualquier tipo de encuentro con candidatos en los procesos electorales. En el último viaje del presidente Alberto Fernández a Roma para participar de la cumbre del G20 se especulaba con un posible encuentro entre el Papa y el Presidente, pero fue descartado debido a la tradición que implantó el obispo de Roma respecto de las personalidades políticas de la Argentina.

El jueves se realizarán las primeras reuniones de Comisiones Episcopales que se hayan conformado a partir de las votaciones y se presentará el balance y el presupuesto de la Conferencia Episcopal Argentina. La reunión culminará el viernes 12 al mediodía.

Ayer, en lo que fue la primera declaración pública del encuentro y se hizo a través de la homilía que hizo frente a sus pares.

Así fue que el presidente de la Conferencia Episcopal presidió la celebración de la misa frente a sus pares e hizo un señalamiento respecto de la “fragmentación” social que se vive en el país y le pidió al resto de los obispos profundizar la labor pastoral.

Te puede interesar