Johnny Cash, un artista para creer en el amor

Pasado Perfecto Radio 28 de octubre de 2021 Por DIEGO VILLANUEVA
¿Se puede morir por amor? ¿Con el corazón roto, con agujeritos, como cantaban en Chiquititas? En la vida real, y más raro, en el rock, parece que sí se puede. Esa es al menos la historia de Johnny Cash con su amada June Carter.
f848x477-1128213_1186016_5050

Mi acercamiento real a Johnny Cash fue en el cine, año 2005, cuando fui a ver Walk the line, llamada acá Johnny and June: pasión y locura. Si ni te suena, te recomiendo verla, yo creo que está al nivel y hasta me juego a que supera la de Freddy Mercury y la de Elton, por nombrar dos recientes.

En ella cuenta la historia de Cash interpretada magníficamente -cuando no- por Joaquin Phoenix. Al igual que su personaje del Joker, Joaquin se mete en los demonios de este famoso americano que en los años 50 se hizo famoso junto a una camada de primeros rockeros blancos, entre los que se encontraban Elvis, Carl Perkins, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly y Roy Orbison, entre otros. Lo que más hacía Johnny era música country, pero a diferencia de los cowboys, él elegía siempre vestirse de negro, escribía historias de ladrones (Folsom prison blues, con su famosa frase ¨Le disparé un balazo a un hombre en Reno, solo para verlo morir¨), historias de indios, de viejos solitarios y temas muy personales. Sin duda, un lado B del sueño americano.

De una familia ultra católica, su pesada cruz comenzó a cargarla a sus 12 años cuando su hermano y héroe de 14 años muere en un accidente muy tremendo con una sierra que lo marcaría durante toda la vida, dejándolo con una sensación de culpa y de tener que demostrarle a su resentido y deprimido viejo que lo que él hacía, ser famoso y estar en el mundo del rock, era bueno.

Cuando puedas mirate este peli que es muy buena, te spoileo solo este tema que hace el gran Joaquin con este cover de Dylan que solía hacer Johnny Cash con June de invitada.

Hablando de Dylan, mi otro acercamiento con Johnny Cash fue a mis 20 cuando trataba de escuchar todo lo que había grabado Bob, y llegué a un disco de los años 60 llamado Nashville Skyline que tenía una versión diferente de Girl from the North Countrie: un lindo tema que ya se había publicado antes y ahora sonaba diferente con este dúo que sonaba como si dos viejos lobos amigos estuvieran aullando en el medio de la noche por una loba que ya no está.

Veinte años después esta canción me sigue alucinando a tal punto que lo recomiendo serialmente a todo el que le gusta la música. Antes de volver a Johnny te paso este video de una gran película que podés ver hoy en cualquier plataforma y que incluye esta escena con este temazo.

Volviendo a la década del 50, mientras Johnny la rompía en el escenario con sus primeros hits, él se rompía por dentro con las anfetaminas, el alcohol, la relación con su padre y un matrimonio desastroso de cuatro hijas. En su peor momento conoce a June Carter, una cantante que se solía cruzar en las giras y después de insistir y tirarlo todos los galgos de Estados Unidos, ambos se la jugaron divorciándose de sus parejas y se casaron, Y estuvieron juntos nada menos que hasta el 2003, año en que ambos murieron. Hasta que la muerte los separe, literal.

Musicalmente Johnny Cash tuvo dos épocas de oro, la primera que te comentaba donde hay temones como ¨I walk the line¨, ¨Folsom prison blues¨, ¨Cocaine Blues¨, ¨Cry cry cry¨ y mención aparte para ¨Ring of fire¨, mi favorita no solo musicalmente sino por su letra que fue escrita por June para él y también para ella, ya que habla del momento incómodo de cuando se estaban enamorando pero cada uno seguía infelizmente casado. Y ese amor que nacía entre ellos era realmente un anillo de fuego como dice la canción (El amor es una cosa que arde y que hace un anillo de fuego. Trayéndome un deseo salvaje. Me caí en ese anillo de fuego). La segunda época de oro ya te la cuento en breve.

El amor no hizo que Johnny deje de vestir de negro y de escribir canciones de gente problemática, sino todo lo contrario. En esa época, como algo inaudito, empieza a tocar en varias cárceles a pedido de los presos (en esos tiempos en algunas cárceles los presos podían elegir a un artista por año y todos elegían al forajido Cash). Este iba con un cura amigo, su nueva mujer June y toda la banda, como hoy un católico puede ir a repartir comida a los más necesitados, y tocaba poniéndose en sus lugares y haciendo lo imposible para que durante dos horas, la cárcel se transforme en un teatro.

Llama la atención ver este video por ejemplo donde podés ver los presos como se vuelven locos ante el único cantante famoso de esa época que se preocupaba por ellos. Acá justamente toca en el penal San Quentin haciendo un tema del mismo nombre, donde se pone a putear a esa cárcel, convirtiéndose en un verdadero antihéroe, diciendo lo que nadie podía decir en un micrófono y frente a los propios guardias.

La voz de Cash suena grave, como si estuviera cantando desde una cueva, desde SU cueva. Los que lo oyen verán que tendrán Johnny´s para todos los gustos: el country, el góspel, el folk y el rockero. Y no es menor que esa voz también tiene un dejo triste y serio.

Cuando se cansó de que le pregunten por qué se vestía de negro escribió esta especie de manfiesto llamado ¨Man in Black¨ para contarle y cantarle a todos lo siguiente:

Te preguntas por qué siempre visto de negro
Por qué nunca ves colores vivos sobre mi espalda
Y por qué mi apariencia tiene un tono tan sombrío
Bien, pues hay una razón para las cosas que llevo

Llevo el negro por los pobres y apaleados
Que viven en el lado hambriento y desesperado de la ciudad
Lo llevo por el prisionero que hace mucho que pagó por sus crímenes
Pero sigue encerrado porque es una víctima de su tiempo

Llevo el negro por los que nunca han leído
O escuchado las palabras de Jesús
Sobre la senda a la felicidad mediante el amor y la caridad
Te hace pensar que nos habla directamente a ti y a mí

No nos va nada mal, supongo
Con nuestros coches veloces y ropas caras
Pero sólo para recordar a los oprimidos
Bajo los focos debería haber un hombre de negro

Lo llevo por los ancianos enfermos y solos
Por los imprudentes a quien una mala dosis los dejó secos
Llevo el negro en luto por las vidas que podrían haber sido
Cada semana perdemos a cien buenos jóvenes

Y lo llevo por los miles que han muerto
Creyendo que Dios estaba de su lado
Lo llevo por otros cien que han muerto
Creyendo que nosotros estábamos de su lado

Hay cosas que nunca estarán bien, lo sé
Y hacen falta cambios vayas donde vayas
Pero hasta que empecemos a movernos, a arreglar las cosas
Nunca me verás con un traje burdeos

Ah, me encantaría llevar un arcoirís cada día
Y decirle al mundo que todo va bien
Pero intentaré llevar un poco de oscuridad a mis espaldas
Hasta que las cosas mejoren, seré el Hombre De Negro

Hasta el mismísimo Jesús aplaudiría esta letra. La carrera de Johnny en la década de los 70 y 80 fue más tranqui y a pesar de tener sus shows televisivos, fue medio desapareciendo hasta que tuvo su segunda redención, la primera acordate que fue su querida June.

En los mágicos ‘90 conoce a Rick Rubin (en realidad es Rick el que hace lo posible para conocerlo y producirlo). Rubin era un barbudo que venía de producir magistralmente a Radiohead y a otros rockeros y quería revivir a Cash porque era uno de sus ídolos y veía que este venía envejeciendo en el olvido y grabando discos sin sentido.

Rubin lo sentó en un estudio con su guitarra y su voz de tercera edad y le pidió hacer temas suyos y de bandas que hasta ese momento poco tenían que ver con el mundo Cash (Depeche Mode, Nine Inch Nails, Marley y U2 entre otros).

El resultado fueron 6 discos bajo el concepto de American recording, y el viejo Cash con sesenta y largos, volvió a estar de moda y no en el country, sino en el rap y el rock de los 90. The godfather of rap le decían. Gracias a Rubin pasó a ser el abuelo cool a quien todos idolatraban, y donde cada disco que sacaba se llevaba un Grammy y así pudo vivir sus últimos 9 años como se merecía.

Su último video clip en vida es de ¨Hurt¨ un tema tremendamente íntimo y triste de la banda Nine Inch Nails que al verlo tan viejo y frágil mezclando imágenes de su vida mientras canta acerca del dolor, la pérdida y la decepción, te podría llegar a entrar una basurita en los ojos.

En Johnny Cash hubo mucho sufrimiento, pero encontró luz en una gran vida con la mujer que lo acompañó toda su vida en el escenario y en su vida, rodeado de hijos de ambos matrimonios y varios nietos. Una vida tan linda que cuando se va June él termina muriendo de tristeza sólo 3 meses después para seguir con ella. Creer o reventar.

Johnny tiene muchos discos que seguro te aburrirán pero tiene mucha música que te acompañará siempre y en ese viaje tendrás que ir de los años 50 y 60. a los 90, con alguna parada en los 70.

Te puede interesar