Urbanc se manifestó contra la ESI y el matrimonio igualitario

Provinciales 17 de octubre de 2021
"Qué triste que las nuevas generaciones sean deformadas en nuestros centros educativos", indicó el responsable de la Iglesia local.
Luis Urbanc

El responsable de la Iglesia, Monseñor Luis Urbanc, apuntó contra la implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas y el matrimonio igualitario y propuso pensar en este día en "otras dos Madres: la Virgen María y la Iglesia". 

Durante la homilía de hoy, por el Día de la Madre, Urbanc indicó, "a mí me causa mucho dolor y preocupación que en mi querida Catamarca, el Ministerio de Educación, haya expedido la resolución N° 322, con fecha 21/9/2021, donde se reglamenta la 'educación sexual integral' en todas las escuelas de la provincia, y que desvirtúa este día, diciendo en el punto 4, N° 16: 'Los festejos puntuales por el Día de la Madre y Día del Padre, deben ser reemplazados por la Semana de 'Las Familias', respetando lo establecido en la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario y la posterior regulación del Código Civil y Comercial de la Nación, la cual amplía el paradigma del concepto de familia, generando nuevos horizontes de derechos y responsabilidades para el sector educativo”. 

Sobre este punto Urbanc manifiesta "qué triste que las nuevas generaciones sean deformadas en nuestros centros educativos en la forja de sus afectos hacia esas personas que les dieron la existencia y que se esfuerzan por cuidarlas. ¡Qué triste homenaje a nuestro querido Beato Mamerto Esquiú, a pocos días de su beatificación!". 

Dos Madres: la Virgen María y la Iglesia 

En el mensaje difundido por el Obispado local Urbanc propuso pensar en este día en "otras dos Madres". "Una es la Virgen María, Nuestra Morena del Valle, nuestra Madre celestial. La otra es la Iglesia. Por tanto, hemos de sentirnos hijos de Ella, sufrir cuando sufre y alegrarnos con sus alegrías. No resulta fácil “visitar a la Mamá Iglesia”, porque no tiene un domicilio fijo. Ni siquiera podemos pensar que vive encerrada en los templos o lugares de culto. La Iglesia, nuestra Madre, vive en cada uno. Todos los bautizados, cuando vivimos muy unidos al Papa Francisco (hoy), cuando amamos a nuestros obispos, cuando participamos de la Misa los domingos, cuando acudimos a pedir misericordia en el sacramento de la confesión, cuando rezamos de corazón en la mañana o en la noche, cuando perdonamos a nuestros enemigos y ayudamos a todos. Todos nosotros, con nuestros buenos y nuestros malos momentos, entretejemos esa misteriosa y gran realidad: la Iglesia-Mamá".

elesquiu

Te puede interesar