“Jaguar”, la serie sobre la caza de nazis en España en los años 60

Espectáculos 24 de septiembre de 2021
Protagonizada por Blanca Suárez, actriz de “Las chicas del cable”, esta ficción relata el papel que cumplió el país ibérico al albergar a oficiales de Hitler durante la dictadura de Franco.
Jaguar

Una niña, su hermano mayor y su padre a bordo de un vagón de tren que los lleva a la muerte a un campo de concentración nazi. Con el poco aire que pueden respirar en un vagón lleno de futuras víctimas, se hallan Isabel (Blanca Suárez) y Javier Garrido junto a su padre, quien es asesinado apenas llegan a destino (campo de concentración de Mauthausen) por el general nazi Otto Bachmann (Stefan Weinert). E Isabel es llevada a la casona nazi para trabajar de servidumbre.

Así comienza Jaguar, la nueva serie de Ramón Campos y Gema R. Neira, creadores de grandes ficciones españolas como Velvet. Esta vez viajarán en el tiempo hasta la década del 60 para relatar la venganza de esta niña convertida ya en mujer. Isabel, junto a un grupo de sobrevivientes del Holocausto y familiares de víctimas de este horror, formará un grupo para buscar justicia.

Durante los años posteriores a la caída del nazismo, España -como también lo fue Argentina- albergó a los oficiales de la SS que huyeron para no ser juzgados en su tierra. Incluso cambiaron su identidad y su manera de vincularse con la gente. Pero en la Península Ibérica circulaban con sus nombres reales y se estima que más de 40 mil oficiales nazis se establecieron como si nada en tierras manejadas por el dictador Francisco Franco. Una historia que tal vez se conoce poco, y que fue llevada al cine y las series en contadas oportunidades.

Jaguar propone recordar esta parte desgarradora de la historia, donde el terror, el exterminio y el horror aún se respiraba en Europa luego de casi 20 años de la derrota de Hitler.

El elenco de la serie reúne a Blanca Suárez, protagonista de Las chicas del cable, Iván Marcos (Fariña) como Lucena, el líder del equipo, Francesc Garrido (Smoking Room) en el papel de Marsé. Adrián Lastra (el recordado esposo de Rita en Velvet) está acá como el Sordo, y Óscar Casas (Instinto), el hermano menor del actor Mario Casas, interpreta a Castro. Tal vez es el personaje que más descoloca desde su planteo, ya que le otorga una especie de humor a una ficción que no lo necesita.

La serie se mueve entre la sed de venganza, pero no logra encontrar un mismo tono en todos los episodios y por momentos deambula entre una serie de acción, una denuncia y la búsqueda de un mundo más justo. Fiel al estilo de las producciones de Bambú -utilización de canciones atemporales al momento del relato-, la veracidad y la exactitud histórica se diluye y pierde la fuerza de la denuncia, y los temas de los 80 y los 90 se mezclan en el medio de una historia desgarradora.

De hecho, la productora fue señalada cuando se puso al aire Velvet por su falta de compromiso histórico al no mencionar nunca la dictadura de Franco, que duró casi 40 años. Una parte de la memoria de España que no puede (ni debería) dejar a un lado.

En los últimos años hemos visto series y películas que tenían como foco la venganza de las víctimas contra los nazis, como fue el caso de Malditos Bastardos, de Quentin Tarantino, o Hunters, la ficción protagonizada por Al Pacino. Jaguar transita un poco el sendero de estas producciones.

Te puede interesar