La Beatificación de Esquiú costó 11 millones de pesos

Provinciales 22 de septiembre de 2021
En conferencia de prensa, los responsables de la Comisión Diocesana dieron detalles económicos y de todos los trabajos realizados en la histórica celebración del pasado 4 de Septiembre.
sacerdotes

En la mañana de hoy mediante conferencia de prensa se dio a conocer el informe general de la labor desarrollada en torno a la ceremonia de Beatificación del fraile franciscano y obispo Mamerto Esquiú, concretada el pasado 4 de septiembre en Piedra Blanca, y que comprendió tres días festivos incluyendo, además de la jornada central, el viernes 3 y el domingo 5. 

La presentación fue ofrecida por los sacerdotes Julio Murúa (presidente), Fray Pablo Reartes (Vocero) y Marcelo Amaya (Secretaría), miembros de la Comisión Diocesana conformada para este acontecimiento especial, integrada por representantes de la Diócesis de Catamarca y de la Provincia Franciscana de la Asunción.

En el inicio del contacto con la prensa, el padre Julio Murúa comentó que el objetivo de esta convocatoria es “compartir este momento debido a que han culminado las principales celebraciones de la Beatificación, y con esto estaría culminando la tarea de la Comisión para la cual fui nombrado presidente, y se abrirá un tiempo nuevo”.

En primer término agradeció “a toda  la comunidad, a los devotos del Beato Mamerto Esquiú, a la gente de la parroquia de Fray Mamerto Esquiú, a quienes han realizado un aporte para esta Causa, pequeños y grandes aportantes, al Gobierno provincial, a los Gobiernos municipales que han intervenido: de Fray Mamerto Esquiú, Capital y Recreo. Agradecemos a la Conferencia Episcopal Argentina  y a las Diócesis que hicieron un generoso aporte para esta Causa”.

Luego explicó que “el informe fue dividido en tres partes: *cómo fue la participación, *la transmisión e infraestructura y *el balance económico. Además de lo que se vivió en El Suncho y el 1° Congreso Académico Beato Fray Mamerto Esquiú”.

Participación presencial

El padre Marcelo Amaya se refirió a la participación de manera presencial, que fue un total de “1.015 personas, los invitados corresponden a 31 obispos, 119 sacerdotes, 155 seminaristas religiosos y religiosas, 88 autoridades nacionales y provinciales y 622 laicos, de los cuales 60 fueron familiares del Beato Esquiú y también personas que trabajaron en la Causa de Esquiú. No se cubrió el cupo de 1.200 porque hubo gente que no pasó a retirar la acreditación como también el cupo establecido para sacerdotes muchos de esos fueron usados para laicos. Unas 250 personas llegaron desde 35 lugares del país, sobre todo de Buenos Aires”. 

Continuando con el detalle, apuntó que “en el Campus de la Beatificación estuvieron trabajando unas 700 personas que ofrecieron su servicio en distintas áreas, sin contar las fuerzas de seguridad, que estuvo la Policía de la Provincia, personal del municipio de Fray Mamerto Esquiú, de Salud. Estimamos que hubo unas 2.000 personas en el Campus de la Beatificación; y en el caso del kartódromo, unas 1.000, aproximadamente, entre servidores y fieles.También recordamos que hubo participación presencial en los actos previos, las vigilias principalmente, como así también posteriores, especialmente en El Suncho”.

Transmisión por streaming y satelital

Fray Pablo Reartes se refirió a la participación a través de los medios de comunicación y las redes sociales manifestando que “fue muy importante y de gran alcance” al considerar que“no sólo influyeron los servicios que se contrataron, sino también todo el trabajo previo que se realizó para la difusión. El número de agencias y medios que cubrieron fueron 56 y se acreditaron en distintos servicios, 96”.

“Con el servicio de streaming que se contrató,a través de las redes oficiales Prensa Iglesia Catamarca, Beatificación y Santuario en Facebook y Youtube, se alcanzaron las casi 400 mil visualizaciones del evento principal”, especificó, agregando quea partir del servicio satelital, se transmitió“por aire en la TV por dos canales de alcance nacional y latinoamericano como la Televisión Pública Nacional y el Canal Orbe 21 del Arzobispado de Buenos Aires. Además, posibilitó que cientos de canales por cables locales y de otras provincias pudieran tomar la transmisión”, especialmente de la región. “Creemos haber superado el millón de personas”, estimó.

Siguiendo con aspectos vinculados con la participación a través de los medios de comunicación, el sacerdote franciscano afirmó que “las radios también hicieron un gran aporte para que muchos siguieran la celebración, algunas de gran alcance, como Valle Viejo, Nacional o Radio María. Muchas otras como radio Soft con la productora La Matera que han armado cadenas de transmisión”, llegando a radios católicas de diferentes puntos del país y del interior de Catamarca.

Por último, comentó que “fueron muchísimos los productos que se hicieron para la difusión y animación del evento: videos, spots, flyers, documentales, gacetillas, entrevistas, espacios de formación y hasta libros que se han presentado en estos días.  Una labor intensa del Equipo, que se refleja en las redes: más de 500 mil visualizaciones en 28 días en sólo una de las redes sociales oficiales”.

Infraestructura y balance de gastos

Con relación a la infraestructura y el balance de gastos, el padre Murúa consideró que “para un evento de esta magnitud fue necesario una infraestructura importante, la cual demanda costos, que nos parecía importante destacarlos. Hubo un escenario de 180 m2 donde estaba el altar principal, y otro de 60 m2 para el coro que animó la celebración litúrgica, y un tercero donde pusieron las imágenes de Nuestra Madre del Valle y el Señor del Milagro. A ello agregamos 2 torres para el sonido y otra para la gigantografía, carpas de prensa y desayunador; los servicios de internet y el satélite, la ornamentación del escenario del Altar. La empresa de sonido puso doce pantallas led para que pudieran ver quienes estaban en el Campus en torno al templo de San José de Piedra Blanca”, especificó. 

Y resumió que “el total de gastos hasta el momento asciende a $ 10.947.000. En cuanto a los ingresos, que provinieron de grandes y pequeños benefactores, es de alrededor de $1.700.000. De las diócesis de la Argentina y de la Conferencia Episcopal alrededor de $1.300.000. La diócesis de Catamarca aportó $2.000.000. El Estado provincial colaboró con $ 5.000.000. Recaudación por bonos contribución alrededor de $ 500.000 y de otros benefactores y colectas se reunieron un total de $230.000. 

El total de los ingresos fue hasta el momento de $ 11.116.000”.A las cifras de egresos faltan agregar otros costos que restan cubrir, como las transmisiones del Congreso.

En cuanto a las celebraciones en El Suncho, el padre Amaya señaló que“la organización estuvo a cargo del Decanato Este, no sólo de la parroquia de Recreo. Allí tuvieron aportes por un total de 296 mil 700 pesos, tanto de donantes privados como de la colecta que realizaron. Y sus gastos ascendieron a289 mil 500 pesos” por distintos rubros.

“La municipalidad de Recreo colaboró con el sonido, el escenario, la limpieza del predio y el locro; el Gobierno provincial, a través de la Municipalidad de Recreo, el avión para los paracaidistas; la municipalidad de Icaño, descartables y verduras; la municipalidad de Tapso, comida de militares; la municipalidad de Santa Rosa, las carpas; la municipalidad de Los Altos, misales; el Ejército Argentino colaboró con la Banda de Música, cocineros, secciones de desfile con abanderado y escoltas, y algunos otros elementos; la empresa Arcor donó pan dulce, golosinas y otros elementos”, detalló.

“Aquí participaron unas 2.000 personas, aproximadamente, fue más popular a campo abierto”, afirmó el sacerdote, indicando que “la presentación de este informe tiene que ver con el hecho de rendir cuentas a la comunidad en general; además de lo vivido, creemos que esto también era necesario para que la gente estuviera al tanto de lo que se aportó”.

Congreso Académico

Fray Pablo Reartes destacó la concreción del 1° Congreso Académico Beato Fray Mamerto Esquiú, explicando que “fueron seis jornadas de los cuatro viernes de agosto y los dos primeros de septiembre, mañana y tarde, mayormente en las cuatro primeras jornadas. Son siete las áreas de investigación que se presentaron: Educativa, Comunicacional, Teológica, Filosófica, Jurídica, Histórica y Social. La cantidad de ponencias y exposiciones a lo largo de las jornadas fueron 33, y los expositores, 43 académicos”. 

También resaltó que “se presentaron dos libros”, y “participaron de modo presencial 210 personas y 150 de modo virtual a lo largo de todas las jornadas”. 

Asimismo, se reconoció “la gran producción en los trabajos presentados, que serán publicados en convenio con una editorial católica”.

“En cuanto a lo económico, se solventaron mayormente los gastos propios de las jornadas, pero quedó un resto por pagar de transmisiones virtuales, por $ 120.599, 80. Es de destacar que es el 1° Congreso Académico Beato Mamerto Esquiú, que ha tenido una gran importancia local, nacional e internacional”.

Respecto de lo vivido en la jornada de la Beatificación, Fray Pablo compartió que “es una gracia y una bendición para Catamarca y para Argentina. Creo que la Beatificación es un antes y un después, esperamos mucho tiempo y la vivimos con mucha felicidad; somos privilegiados y bendecidos por Dios y creemos que recibiremos muchas bendiciones. Como dije en otra oportunidad, Fray Mamerto nos hizo vivir un pedacito de Cielo a todos los que estuvimos ahí y a todos los que siguieron por las redes sociales” y los medios de comunicación.

Por su parte, el padre Murúa resaltó que “ni bien terminó la celebración e incluso en medio de ella, numerosas personas se acercaron y expresaron su agradecimiento por todo lo que habíamos ofrecido en la previa y en la misma ceremonia. Estaban contentos por la organización, los cantos, la liturgia. Fue muy emotivo cuando conocieron a la familia que estaba con la niñita que recibió la gracia de la sanación por intercesión de Esquiú. Así que ese día y después vimos a la gente muy feliz y con gratitud por la organización y por la beatificación misma”.

Finalmente, el padre Murúa reiteró el agradecimiento a todas las personas que han ofrecido su servicio y a quienes acompañaron este trascendental acontecimiento. “Sabemos que queda un camino por delante, un tiempo nuevo que se abre, que es el camino hacia la canonización de Fray Mamerto Esquiú. Esperamos que la comunidad nos siga acompañando, pidiendo continuamente, una gracia, un milagro por la intercesión de Fray Mamerto Esquiú, para que pronto lo tengamos en los altares como santo. Muchísimas gracias a todos”, expresó.

Prensa Iglesia Catamarca

Te puede interesar