A Boca le faltó contundencia para quedarse con la victoria ante Defensa y Justicia

Deportes El martes Por Susana Dicastro
El Xeneize tuvo el control del partido, pero el Halcón, mediante las réplicas, también generó peligro. Los arqueros y los palos evitaron los goles.
Boca

Cada uno con sus armas, Boca Juniors y Defensa y Justicia buscaron la victoria en la Bombonera: el Xeneize se mostró más dominante, en base al control del balón. Sin embargo, ninguno de los dos equipos estuvo fino en la definición. Y debieron conformarse con un 0-0 por la fecha 11 de la Liga Profesional.

Boca tuvo más la pelota en el comienzo, desde el trato prolijo, a uno o dos toques, en búsqueda del espacio, buscando sortear la presión de Defensa e intentando terminar desde las bandas hacia el centro. El Halcón, cuando recuperó, intentó ser ágil, con Hachen desprendiéndose de doble 5 a enganche, Contreras rebotando, y Pizzini y Rotondo como opciones. Así, la visita generó un par de aproximaciones.

Pero la primera chance clara fue para el local: a los 2 minutos, Molinas envió un centro preciso que Briasco (picante en el desborde o haciendo diagonales) cabeceó desviado. Tras un período de dominio claro del dueño de casa, el Halcón respondió con un par de acciones muy peligrosas: un tiro cruzado de Bou, dentro del área, que resultó imperfecto, y un lance de Pizzini que rebotó en el palo.

A los 44 minutos, tras otra secuencia paciente de las que marcan el estilo que propone Sebastián Battaglia como orientador, Ramírez envió un centro profundo al área, Luis Vázquez cabeceó de pique al césped, y el balón dio en el poste y recorrió la línea, a puro suspenso.

El segundo tiempo no varió su tónica. El Xeneize sostuvo un predominio saludable, abonando un plan atractivo, pero por momentos abúlico, sin cambio de ritmo. Por eso, el DT mandó al campo a dos hombres con desequilibrio individual, como Pavón y Fabra. Pero la salida de Molinas Sin embargo, fue Defensa el que consiguió poner un hombre mano a mano: en una réplica veloz, el ingresado Merentiel llegó a mirar a los ojos a Rossi, quien se impuso en el duelo con una salida rápida.

Battaglia siguió moviendo la pizarra y apostó por Orsini y por Medina. A los 30′ del complemento, este último tomó de mediavuelta un rebote tras una rabona pifiada de Rojo e hizo volar al arquero Unsain.

En el ida y vuelta, los dos pudieron marcar. Desde un Merentiel inquieto y sin dar referencia, dos veces estuvieron cerca los de Beccacece: en una ganó Rossi, en la otra se demoró el atacante.

El equipo de Sebastián Battaglia intenta mantener la marcha positiva desde que el nuevo entrenador se hizo cargo después de la salida de Miguel Ángel Russo. Con tres triunfos (1-0 a Patronato, 3-1 a Platense y 2-1 a Rosario Central) más un empate (sin goles ante Racing).

Te puede interesar