El presidente sobreactúa anuncios y gestión tras la catástrofe electoral

El presidente visita este martes la fábrica de envases Ball, en el parque industrial de Burzaco. Alberto busca, con anuncios, mostrarse fuerte tras la paliza electoral que sufrió el oficialismo en las elecciones PASO.
Alberto Fernandez

Alberto Fernández sufrió un duro golpe en las elecciones PASO del día domingo y la estrategia de ahora en más es mostrarse fuerte, aunque esto sea una sobreactuación para hacer anuncios. Este martes visitará la fábrica de envases Ball, en el parque industrial de Burzaco en el partido de Almirante Brown, donde los directivos de la empresa le anunciarán una inversión de 60 millones de dólares y la generación de nuevos puestos de trabajo.

Tras la visita en la fábrica, el presidente hará un anuncio de 25 obras públicas en simultáneo en varias provincias. Sin dar señales de reacción (más que buscar una salida hacia adelante) y como si nada hubiera sucedido, Alberto Fernández procura con visitas y anuncios de obras salir del tremendo golpe electoral de ayer.

Ayer Santiago Cafiero negó los cambios de Gabinete que el resto de la coalición le reclama y hasta dijo que la derrota fue fruto de las decisiones por la pandemia, algo que “le pasó a la mayoría de los oficialismos en el mundo”, según graficó sin contemplar que incluso en Argentina todas las elecciones hasta aquí habían sido ganadas por los gobiernos provinciales.

Cafiero además remarcó que “a pesar del resultado, la mayoría de los Argentinos no quieren volver atrás”, reforzando la definición del propio Alberto Fernández que hoy manifestó “este camino que iniciamos en 2019 no se va a alterar”.

Resta dilucidar entonces si el oficialismo procesa la derrota de ayer con más de lo mismo o produce los cambios que las circunstancias le imponen. Por ahora parece más lo primero. Aunque el margen es casi nulo y las necesidades del Frente de Todos estén al limite. Y el presidente también.

Te puede interesar