“La última pasión de Dios”: Maradona y el lobo hechos libro

Más Noticias 07 de agosto de 2021 Por VOCES ESCRITAS / REDACCIÓN
El libro de dos periodistas platenses da testimonio del amor a primera vista entre Maradona y Gimnasia.
libro de Dios

La última pasión de Dios, es mucho más que un testimonio sobre el paso de Diego Maradona por La Plata. Es un registro denodado de dos periodistas que viven su pasión por Gimnasia con la plenitud que otorga la honestidad de no esconder por quien late el corazón que guarda cada profesional. Lejos del caretaje ese que el Diez pecheó siempre.

A Gisele Ferreyra nadie la llama por su nombre, es lisa y llanamente Piru. “La Negra Piru” insistirá ella en esa incansable militancia de la negritud que el propio Diego podía entender al vuelo a diferencia que algún cogotudo de ocasión: “al libro lo pensamos en Gimnasia. No nos corresponde ni Luque ni el entorno”, dice una de las autoras que sincera no haber podido superar el hecho ver a Pelusa fumando un habano en el Bosque con la pilcha del Lobo.

Julián Barbetti es el otro tándem de “La última pasión de Dios”. La otra pata de este minucioso registro del día de Maradona en Gimnasia sintió la magia en su cuerpo el día que vio como Diego transformó una pregunta suya en una canción que aún late en cada tripero. “Olelé, olalá El Diego es del Lobo, del Lobo no se va”. Ese día hubo magia en Mar del Plata y Julián quedó marcada por ella para siempre.

Piru cuenta sobre la genésis del libro: "Decidimos hacerlo desde el momento cero, desde el rumor que se fue confirmando. Entendimos que no podía quedar ahí, más allá de lo que se fue registrando. Teníamos que contar todo lo que una foto no dice. Como teníamos el privilegio de cubrir a Gimnasia en el día a día y de estar lo más cerquita posible (porque a veces había un montón de barreras para llegar él, lógico siendo el más grande del mundo), lo fuimos registrando. Teníamos información que gente que no tenia el día no tenía, fuimos registrando, haciendo un punteo, apareció Beo para hacer el libro y ahí nos metimos a darle forma al proyecto.

“Tratamos de contar desde las historias grandes a hasta las más chiquitas como la del camarógrafo que fue a registrar la llegada pero también se hizo firmar el brazo y se lo fue a tatuar la firma inmediatamente sobre el diego que ya llevaba su brazo. Además del registro periodístico tratamos de conectar historias entre el pasado y este presente" aporta Barbetti sobre este recorrido que, como no podía ser de otra forma consta de 22 capítulos originales que se terminaron de escribir antes de la muerte de Maradona.

"En verdad son 22 bis porque lo terminamos de escribír antes de que muriera diego; lo íbamos a sacar el 10 de diciembre, el día del hincha de Gimnasia, pero no había sentido., después lo retomamos agregando el final, pero es ese capitulo hay un cambo de registro, si bien venimos con una cronología en ese bis hay un poco más de ficción, jugamos un poco con las persianas de su habitación, citando a la Tota y el partido con Vélez", dice Ferreyra, una de las mujeres que abrió el camino a otras colegas con el plus de poder ver nacer el libro, al mismo tiempo casi que su pequeña Nina

"Son como mellizos". larga Piru entre risas nerviosas sobre este libro que nació entre el amor al fútbol, a Maradona, a Gimnasia y a la pareja. Por eso, lo que hicieron entre los dos es más que un libro; es un registro de un romance que unió mil historias (incluída la suya) y llegó desde las entrañas del triperismo más puro para ser compartido con cada amante de la pelota, y de los buenos libros.

infocielo

Te puede interesar