¿El toque de queda nocturno es constitucional en la Argentina?

País 08 de enero de 2021 Por Fabián Juarez
A pocas horas de implementarse un toque de queda nocturno en la Argentina, existen cuestionamientos acerca de la constitucionalidad de esa polémica medida pese a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.
Toque de queda nocturno

A pocas horas de implementarse un toque de queda nocturno en la Argentina, existen cuestionamientos acerca de la constitucionalidad de esa polémica medida pese a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, y para especialistas como la abogada Silvina Martínez, ello podría derivar en múltiples demandas en la Justicia para impedir su aplicación.

Martínez explicó que si bien todavía no se conoce la letra chica del decreto nacional que validará una prohibición de circulación entre las 0 y 6 de la mañana, cualquier norma “que restrinja las libertades individuales necesita la discusión, deliberación y convalidación en el Congreso”. 

“Toda decisión del Poder Ejecutivo tiene que tener diferentes estándares: razonable, proporcional y excepcional con un plazo de tiempo determinado. Pero en este caso no se habla de cuál es la racionalidad o proporcionalidad: ¿Por qué a partir de determinada hora no se puede circular? ¿Por qué ese horario? ¿El virus circula a la 1 de la mañana y no lo hace a las 3 de la tarde? Entonces, cuál es la racionalidad para tomar esa medida cuando vimos en Pinamar una fiesta al aire libre en el día con una gran cantidad de personas circulando”, cuestionó.

Para la letrada, este futuro decreto “no pasaría el test de constitucionalidad en la Justicia”, por lo que “van a llover una gran cantidad de amparos si esto efectivamente se impone en forma obligatoria”

“Ahora parece que el día te da inmunidad al virus y la noche te convierte en un propagador de la epidemia”, ironizó.

Respecto a la posible aplicación de condenas penales en caso de violación del toque de queda, Martínez recordó que hubo un escenario similar durante la cuarentena estricta que contemplaba incluso meses de prisión por salir a la calle. “Por un lado, para ser condenado, vos tenés que propagar la enfermedad o tener la posibilidad de hacerlo, pero si no estás contagiado, es muy difícil que puedas propagar una epidemia; por otro, debe existir una intención de hacerlo, y no creo que alguien la tenga”. 

“Por todo eso, la gente resiste esta medida debido a lo que sucedió anteriormente”, concluyó.

Te puede interesar