Los pibes de Boca pusieron el pecho y empataron con Banfield

Deportes 24 de julio de 2021 Por Susana Dicastro
Fue 0 a 0 en el Sur y el equipo de Battaglia tuvo las más claras del partido. El plantel de Primera se encuentra aislado tras el viaje a Brasil.
Boca juvenil

Juan Román Riquelme, encargado del Consejo de Fútbol de Boca, puede irse a dormir tranquilo. Su plan de cuatro años está claro y lo está llevando a cabo: darle prioridad a los chicos del club, incluso en momentos como estos. Los jóvenes de la Reserva pusieron el pecho este sábado y en una de las semanas más turbulentas de los últimos meses jugaron ante Banfield en un gran nivel y lograron un meritorio empate 0 a 0.

Fueron días complicados y tensos. Boca quedó afuera de la Copa Libertadores a manos de Atlético Mineiro luego de dos fallos arbitrales muy polémicos y para colmo la violencia apareció en los pasillos del estadio Mineirao, donde los jugadores se cruzaron con los rivales y con la Policía. El resultado: nueve personas imputadas y una orden de aislamiento por parte del ministerio de Salud una vez el avión aterrizó en la Argentina.

Hubo acusaciones cruzadas de un lado y del otro. Riquelme y Ameal contra Tinelli, Boca contra el resto de los clubes y hasta con el Gobierno. Pidieron un “corredor sanitario” para que los habituales titulares pudieran jugar ante el Taladro pero la ministra Carla Vizzotti no lo permitió. Al Xeneize no le quedó otra más que utilizar a los jóvenes de la Reserva, que encima habían enfrentado a sus pares de Banfield el viernes por la mañana.

Boca tiene futuro y quedó demostrado. Hay chicos como Valentín Barco, Ezequiel Fernández, Vicente Taborda y Eros Mancuso que merecen la oportunidad de subir a Primera. Todo el plantel que puso Sebastián Battaglia este sábado por la noche vistió la camiseta con dignidad; del otro lado, en Banfield, hubo dudas y poca capacidad para detener la frescura y el ímpetu de los jóvenes.

Apoyados por los históricos exjugadores boquenses como el vicepresidente Riquelme, Chicho Serna, Tito Pompei, Cata Díaz, Blas Giunta y Hugo Ibarra, los dirigidos por Battaglia mostraron estar a la altura de la camiseta.

Algunos de los futbolistas sufrieron el trajín de los partidos, ya que estos chicos jugaron en la mañana del viernes por el torneo de Reserva y poco más de 24 horas después debieron afrontar un debut en Primera División, y el martes recibirán a San Lorenzo en La Bombonera.

Todo hacía prever que sería Banfield el que tomara las riendas del encuentro y con la experiencia de algunos de sus hombres inclinaría la cancha sobre el debutante arquero Agustín Lastra. Pero nada de eso sucedió, porque Boca se plantó bien en el campo de juego, con algunos chicos mostraron mucha personalidad.

Lo cierto es que Banfield trató de hacerse fuerte desde el juego de Álvarez, pero Joel Soñora no supo acompañarlo y el colombiano Cuero careció de la sorpresa que lo caracteriza. En ese contexto Boca arrimó peligro siempre por la zona izquierda con Barco o Escalante, pero la más clara estuvo en un remate cruzado de Vega.

Banfield tuvo la suya con un cabezazo de Pons, tras un centro de Álvarez desde la derecha, pero el arquero Lastra le evitó la casi segura conquista. Para la segunda mitad, siguió siendo Boca el que con ímpetu, entrega, pero sobre todo con fútbol, los chicos de Battaglia apostaron a buenas sociedades y en ese sentido Taborda fue el más claro.

La lluvia, que se fue haciendo persistente a medida que pasaron los minutos, conspiró con el estado físico de los chicos boquenses, algunos de los cuales debieron ser reemplazados por molestias musculares. Banfield quiso despabilarse y en ese sentido Cuero se recostó por la derecha, y si bien hizo algunas jugadas individuales, terminó diluyéndose.

La potencia de Bodencer fue increíble y tras meterse en el área entre dos defensores, sacó un remate que probó los reflejos de Altamirano. Banfield tuvo sus momentos en el partido, y primero Pons y luego Barbero casi abren el marcador para el local, pero fallaron en última instancia. El final encontró a los chicos de Boca festejando el empate, con sabor a epopeya, bajo una lluvia torrencial, que bendijo el debut en Primera de 13 de los 15 que jugaron.

Te puede interesar