“Cuesta mucho para el Estado seguir insistiendo y controlando las medidas que todos conocemos”

Provinciales 06 de enero de 2021 Por Susana Dicastro
El ministro de Seguridad Gustavo Aguirre aseguró que se observa con “preocupación” el aumento de los casos en las últimas semanas y reconoció que es muy difícil exigir a la población que cumpla con las medidas de prevención.
Gustavo Aguirre

La suba de contagios en las últimas semanas, en plena temporada de verano, puso en alerta a las autoridades provinciales. En ese contexto, el ministro de Seguridad Gustavo Aguirre mostró esta su preocupación por el aumento de casos de coronavirus y reconoció que es muy difícil exigir a la población que cumpla con las medidas de prevención.

“Miramos con preocupación este avance del coronavirus en esta instancia que, por ser verano y por los calores y porque la gente se relaciona más al aire libre, podía haber un descenso de los casos y con la víspera de la vacuna, pero claramente en todo el país y en Catamarca se vio en estas últimas semanas un crecimiento de los casos”, indicó Aguirre.

El titular de la cartera de Seguridad dijo que desde el Gobierno “se está analizando las causas” del aumento de casos, aunque consideró que “evidentemente son las reuniones sociales en las fiestas”.

El funcionario dijo que “cuesta mucho para el Estado seguir insistiendo y controlando las medidas que todos conocemos. Hay un hartazgo que se ve claramente evidenciado después de tantos meses de cuarentena. Es muy difícil poder exigirle a la gente que cumpla. Hay un trabajo exhaustito, pero no se llega a la totalidad”, afirmó.

En cuanto a posibilidad de tomar nuevas medidas restrictivas, indicó: “Estamos trabajando con los municipios en acciones coordinadas. Vamos a ver qué sucede en estos días que inició la temporada de verano oficialmente, y en base a eso, se tomarán decisiones de acuerdo al avance del virus”. 

Asimismo, el funcionario aseguró que “lo más fácil para el Estado sería prohibir todo, que seguramente generaría efectos positivos desde el punto de vista epidemiológico, pero hay una necesidad de la gente que tiene que trabajar”, al tiempo que dejó en claro que desde el Ejecutivo se está “permanentemente buscando un equilibrio” entre “preservar la salud de la población y garantizar la vida económica de la gente para que pueda trabajar y llevar el pan a la casa”.

Te puede interesar