Desde el municipio de Fiambalá decidieron que Lorenza no regrese a su lugar de residencia

Locales 29 de junio de 2021 Por Daniel Ramos
"Respetamos las decisiones de las personas que quieran vivir en esos lugares, pero Lorenza ya no puede volver a ese lugarcito porque su estado físico no lo soportaría", dijo Roxana Paulón.
Lorenza

Tras el importante operativo sanitario desplegado por el gobierno de la provincia para asistir a Lorenza, "la última diaguita", quien se encontraba con un cuadro de deshidratación severa en un puesto montañoso ubicado a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar en la localidad de Rio Grande, la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón, dijo que a "Lorenza la estaban esperando en el Sanatorio Pasteur, para realizarle estudios complementarios", dijo.

Paulón explicó que la zona donde vive Lorenza es de difícil acceso; "Río Grande es una localidad que se encuentra a 100 kilómetros de Fiambalá, es un pueblito muy chiquito en medio de la montaña y Lorenza vive a 30 kilómetros de ese lugar, en un paraje en medio de la montaña, a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar al que únicamente se llega en 8 horas caminando o 5 a lomo de mula", contó.

Y precisó: "Las aguas de todos los ríos estaban congelados, ella estaba sin consumir agua, estaba muy mal nutrida, y eso desencadenó su descompensación. Acá en Fiambalá se le realizaron todos los estudios de rutina para conocer su estado de salud y se decidió derivarla a la Capital, porque ella tiene un marcapasos y necesitamos que le controlen eso", dijo.

Paulón, también explicó que a pesar de vivir en un lugar de difícil acceso, desde el Municipio se la vista cada 7 días para brindarle asistencia.

"Lorenza decidió vivir en la montaña porque es lo único que conoce, sus papás fueron diaguitas, a ella se le ofreció hacerle una casita para que viva en otro lugar, pero decidió quedarse ahí, es la idiosincrasia de ella, su mundo, y nosotros respetamos su decisión pero acompañamos desde el Municipio y el delegado municipal la visita cada 7 días", contó.

La intendenta explicó que no existe una comunidad de Pueblos Diaguitas en la zona y que a Lorenza se la conoce como "la última Diaguita" debido a sus ancestros.

"No hay una comunidad diaguita en Fiambalá, en realidad se le puso el título de Diaguita porque es descendiente de Diaguitas, pero es como un mito que quedó dando vueltas, ella pertenece a la comunidad de Río Grande", afirmó Paulón.

Según un mapa de comunidades originarias del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), en Catamarca existen seis comunidades Diaguitas, cuatro en el departamento Belén y dos en el departamento Santa María.

Finalmente, la intendenta adelantó que desde el Municipio decidieron que Lorenza no regrese a su lugar de residencia por el peligro que conlleva para su salud

"Respetamos las decisiones de las personas que quieran vivir en esos lugares, pero Lorenza ya no puede volver a ese lugarcito porque su estado físico no lo soportaría, así que decidimos llevarla a vivir a Río Grande donde podemos darle cuidados", concluyó.

Te puede interesar