La ONU alertó sobre una nueva “pandemia” para la que no existe vacuna

Más Noticias 20 de junio de 2021 Por VOCES ESCRITAS / REDACCIÓN
Al igual que un virus, tiene un amplio alcance geográfico y puede causar daños en cadena.
cequia

Cuando la humanidad se encuentra todavía atravesando el azote mundial del coronavirus, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que es posible que se aproxime otro problema a nivel global que podría “convertirse en la próxima pandemia”. Y, para peor, se trata de un fenómeno para el cual no existe ninguna vacuna.

El aviso de la entidad trasnacional tiene que ver con el problema de la falta de lluvias, y la consecuente sequía, que, directa o indirectamente, va a afectar a buena parte de la población mundial, contribuyendo a la inseguridad alimentaria, la pobreza y la desigualdad.

“La sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia y no hay vacuna para curarla”, expresó Mami Mizutori, representante de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres el pasado jueves, en una rueda de prensa de la que da cuenta la agencia Reuters.

La funcionaria habló con la prensa en la previa a la salida del informe elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Undrr, por sus siglas en inglés), que se publicó el mismo día de la presentación, el pasado 17 de junio.

El citado reporte lleva como título Informe especial sobre la sequía 2021, y señala que la falta de lluvias provocó ya pérdidas económicas por al menos 124.000 millones de dólares y afectó a más de 1500 millones de personas entre 1998 y 2017.

Pero el informe advierte que incluyo estas cifras son “subestimaciones brutas”, porque no recogen el impacto indirecto que la sequía ocasiona en los países en desarrollo.

“El cambio climático está aumentando las temperaturas y alterando los patrones de lluvia, aumentando la frecuencia, gravedad y duración de las sequías en muchas regiones del mundo”, afirma el reporte.

Específicamente, el calentamiento global intensificó las sequías en el sur de Europa y África occidental y el número de víctimas de este fenómeno “crecerá dramáticamente” a menos que el mundo actúe rápidamente para paliar estas situaciones, expresa el citado informe.

Sequías más frecuentes y más graves

El aumento de la temperatura global por emisiones de carbono provocará que cerca de 130 países enfrenten un mayor riesgo de sequía en los próximos años de este siglo y que otros 23 países padezcan la falta de agua debido al crecimiento de su población.

En tanto, serán 38 los países que vivirán los dos fenómenos -calentamiento y aumento de la población- que impactarán en la problemática de la escasez del líquido vital en sus poblaciones.

Al igual que un virus, la sequía tiende a durar mucho tiempo, tiene un amplio alcance geográfico y causa daños en cadena, señaló Mizutori en la presentación del reporte.

“Puede afectar indirectamente a países que en realidad no están experimentando la sequía a través de la inseguridad alimentaria y el aumento de los precios de los alimentos”, añadió la representante del Undrr.

Los especialistas de la ONU prevén sequías más frecuentes y más graves en la mayor parte de África, América Central y del Sur, Asia Central, Australia meridional, Europa, México y Estados Unidos.

Además de ello, Ibrahim Thiaw, secretario de la Convención de la ONU para Combatir la Desertificación, señaló a Reuters que el deterioro del suelo, causado en buena parte por una mala gestión de la tierra, había llevado al mundo a un “punto sin retorno”.

La ONU no investigó aún el efecto que la desertificación podría tener en la migración interna dentro de los continentes, pero Thiaw dijo que ya no era impensable, incluso en Europa.

Para explicar cómo el fenómeno de la sequía puede afectar a los países que no la sufrirán directamente, un informe de la revista Nature Communications que se publicó esta semana señala que más del 40% de las importaciones agrícolas de la Unión Europea podrían volverse “altamente vulnerables” a los problemas de la sequía a mediados de este siglo a causa del cambio climático.

Te puede interesar