Bombazo: Boca tiene todo listo para fichar a Marcos Rojo

Deportes 04 de enero de 2021 Por Daniel Ramos
Juan Román Riquelme tuvo conversaciones con el futbolista, de 30 años, sin lugar en el fútbol de la Premier League.
Rojo

La secretaría de fútbol de Boca Juniors está en gestiones para incorporar al defensor Marcos Rojo para la próxima temporada, que comenzará a mediados de febrero de este año.

El futbolista, de 30 años y actualmente en Manchester United de Inglaterra, jugó los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018 con la selección nacional y ya mantuvo conversaciones con los integrantes del departamento de fútbol que encabeza Juan Román Riquelme, como vicepresidente segundo del club.

El futbolista, a quien ya Juan Román Riquelme quiso traer a mitad del año pasado, tiene contrato con el equipo inglés hasta el 30 de junio de este año, pero su agente está en tratativas para que se desvincule antes y así firmar un vínculo con Boca por tres años y ser el primer refuerzo del plantel que dirige Miguel Ángel Russo para la próxima temporada.

En esa posición, la de marcador por izquierda, Boca tiene de titular a Frank Fabra y de suplente Emmanuel Mas, a quien se le vence la ficha el 30 de junio de este año.

Marcos Rojo se formó en Estudiantes de La Plata para luego jugar en Europa, en el 2010 en el Spartak de Moscú, después en el 2012 en el Sporting de Lisboa y, desde el 2014 está en el Manchester United, desde donde el año pasado fue cedido a préstamo al “Pincha”, pero por estar lesionado y luego por suspenderse el fútbol por la pandemia de coronavirus, apenas jugó un solo partido oficial.

Marcos Rojo ofreció en agosto una sentida despedida a los hinchas de Estudiantes de La Plata a través de su cuenta de Instagram, luego que Manchester United, el dueño de su pase, no lo autorizara a seguir entrenándose en el Pincha, por lo que debió regresar a Inglaterra, aunque en el club no lo tienen en cuenta.

“Se que no alcanzó. Se que quizás estaré en deuda por no devolver tanto amor e incondicionalidad. Me toca despedirme y me voy con el sueño atragantado, con un sabor agridulce y masticando la bronca de saber que al esfuerzo y las ganas de volver les faltó el fútbol”, continuó el jugador de 30 años y agregó: “Seguramente no sea el momento de jurar y prometer regresos, pero les juro que me voy más “pincha” que cuando regresé, porque en el diccionario de Estudiantes los sueños, la lucha y la pertenencia mandan”, había escrito el defensor.

Te puede interesar