10 discos esenciales del rock y el pop que cumplirán 50 años durante 2021

Pasado Perfecto Radio 04 de enero de 2021 Por Rafael Guardo
De Lennon y McCartney -por separado- a Marvin Gaye y Led Zeppelin, una hoja de ruta para recorrer uno de los años más productivos para el género.
4765

Hay quienes sostienen que 1971 fue el mejor año para el rock en toda su historia. Y hasta tal vez haya algunas razones que respalden la sentencia: Imagine, de John Lennon; Led Zeppelin IV; Tapestry, de Carole King; Sticky Fingers, de los Stones; What's Going On, de Marvin Gaye...

Pero si así fuera, qué quedaría para el '73, por poner otro de los ciclos de 12 meses que definieron un sonido, fronteras afuera de la Argentina, pero que lo impregnaron todo. Al fin de cuentas, no parece que determinar si uno u otro fue el mejor de los años se prioridad y sí, en todo caso pegarse una vuelta por los discos que contribuyeron a marcar el rumbo de una época. 

Por eso, si bien haría falta un libro para recorrer a fondo el año musical que el '71 nos legó, al menos esta decena de títulos bien puede hacer de hoja de ruta para descubrir qué se estaba cocinando por entonces. Ir más allá, corre por cuenta de cada uno.

Pearl Janis Joplin (11 de enero)

JANIS JOPLIN- Pearl

La muerte de la cantante, ocurrida el 4 de octubre de 1970, provocó cierto grado de sorpresa en su entorno, teniendo en cuenta el buen momento que había significado la grabación del que finalmente se transformó en su álbum póstumo.

Grabado junto con la Full Tilt Boogie Band y producido por Paul Rotchild, a través de canciones como Move Over, Cry Baby, el hit de Kris Kristofferson Me and Bobby McGee y esa especie de oración confesional que es A Woman Left Lonely, Pearl muestra a la mejor Janis de todas.

La versión de Mercedes Benz, que quedó a capella a modo de homenaje, corona la obra cumbre de la artista, que permaneció catorce semanas como el disco más vendido y se mantiene como un clásico ineludible a la hora de repasar la época.

Tapestry Carole King (10 de febrero)

Más de 25 millones de copias vendidas; cuatro premios Grammy obtenidos en la entrega de 1972, incluido el de Álbum del Año; cinco semanas en el Hot 11 de Billboard, el segundo álbum de la cantante y autora estadounidense que hoy transita sus 78 años, en 2020 fue rankeado por la revista Rolling Stones en el puesto 25 de los mejores 500 discos de todos los tiempos.

En el podio de los temas imprescindibles del álbum, You've Got a Friend ocupa sin duda el escalón más alto, seguido por (You Make Me Feel Like) A Natural Woman y It's Too Late. La tapa, con esa imagen de King y su gato en primer plano, completan un cuadro perfecto del que, como si todo eso fuera poco, participan Joni Mitchell y James Taylor en coros.

Sticky Fingers The Rolling Stones (23 de abril)

rolling-stones-01-02-12-a

No hace falta más que nombrar el cuarteto de canciones formado por Brown Sugar, Dead Flowers, Sister Morphine y Wild Horses para entender, 50 años después, la presencia del noveno álbum de la banda británica en la lista. Si se le suma dos temazos como Can't You Hear Me Knocking y Bitch, la cosa cierra redonda.

A eso se le sumó el diseño de la tapa, que quedó bajo responsabilidad de Andy Warhol y su gente de The Factory y resultó en un provocadora imagen de una entrepierna masculina, con una bragueta en primer plano con cierre y todo. Mención especial para la reedición de 2015, que incluye entre otras perlas la versión de Brown Sugar con Eric Clapton en guitarra.

RAM Paul McCartney (17 de mayo)

PAUL McCARTNEY- Ram

Esencial aunque más no sea por tratarse del segundo paso en solitario de uno de los Beatles, RAM se enmarca, además, en el ida y vuelta bastante poco amistoso que mantuvo el músico con su ex socio creativo John Lennon, quien adivinó en el tema Too Many People un mensaje directo en su contra, que Macca ratificó, al citar el verso que habla de "demasiada gente predicando".

Por lo demás, el disco está lejos de ser de lo mejor de Paul, aunque con el tiempo su valorización fue creciendo, y una escucha a la distancia denuncia claramente que hay un piso que el músico jamás pudo atravesar, pese a cierto empeño en conseguirlo por ejemplo con temas como Monkberry Moon Delight. Y el piso es, siempre, bastante alto. Bah, casi siempre.

What's Going On Marvin Gaye (21 de mayo)

615151     

Un clásico del soul, que generó un cambio de paradigma en el género, con una abordaje conceptual y la perspectiva de un ex combatiente de Vietnam como punto de partida para una poética que aborda cuestiones como el abuso de drogas, la pobreza y la guerra de Vietnam, que lo transformó en una Biblia para el género.

La obra cumbre de Gaye fue elegida en 2003 como el mejor álbum de todos los tempos, por la Rolling Stone, y no es la única que lo ubicó en ese lugar. Su tema principal, el primero que fue grabado, inspirado en el sangriento Bloody Thursday, marcó un punto de inflexión entre el músico y el mandamás de Motown, Berry Gordy, quien estuvo a punto de rechazarlo. 

Surf's Up The Beach Boys (30 de agosto)

Si bien el álbum devolvió a la banda de los Wilson a ciertos primeros planos en las ventas, que no visitaban desde 1967, lo cierto es que no fue con las herramientas habituales del grupo, que como nunca hizo foco en cuestiones ambientales, sociales y políticas.

Además, la banda cambió su abordaje musical, al compás de cierto alejamiento de Brian Wilson, cuyo liderazgo decayó en favor de Carl, quien asumió el comando mayor del grupo, y aportó dos de las piezas fundamentales del disco: Long Promised Road y Surf's Up. Otra perla: la maravillosa Til' I Die. Imperdible.

Imagine John Lennon (9 de septiembre)

unnamed

El disco abre, obviamente, con el himno lennoniano por excelencia. Y más allá de ese llamado a jugar con un futuro idílico que la mayoría ovidaba un rato después de haberlo escuchado con cara de "vamos a salvar el planeta", el álbum pone de relieve el resultado de las experimentaciones del beatle con la terapia del grito primal en How Do You Sleep, donde recoge el guante que Paul le había extendido tímidamente en RAM para responderle escupiéndole unas cuantas verdades en la oreja del mundo.

Más allá del enojo, Jealous Guy, Oh My Love, Gimme Some Truth y How son también grandes canciones, y la fresca Oh Yoko! nos reconcilia con el amor que Lennon sentía por su esposa, coproductora del disco junto con el controversial Phil Spector. 

IV Led Zeppelin (8 de noviembre)LED ZEPPELIN- IV

Tan discutible cualquier listado de mejor a peor que se intente hacer de los primeros cinco discos de la banda integrada por Jimmy Page, Robert Plant, John Bonham y John Paul Jones como indiscutible que Escalera al cielo (Stairway to Heaven) es tal vez una de las canciones más conocidas de la historia del rock, por fuera de sus fronteras.

Pero el disco para nada se agota en el one-hit wonder. El tándem inicial de Black Dog/Rock and Roll deja sin aliento, mientras que la bellísima Going to California, tanto como The Battle of Evermore, abrían un camino hacia nuevos horizontes, que la banda no dudó en explorar de ahí en adelante.

Live - Evil Miles Davis (17 de noviembre)

El entramado que se genera por momentos entre la trompeta del genio de Davis con los teclados de Keith Jarrett, Chick Corea y Herbie Hancock, la guitarra de John McLaughlin, las baterías de Jack DeJohnette y/o Billy Cobham y los bajos de Dave Holland o Ron Carter, según corresponda, son suficiente motivo para volver una y otra vez a uno de los discos de Miles que van por la cornisa del jazz, con el rock (o algo así) al acecho.

Que Hermeto Pascoal sea parte del combo, tocando y aportando un par ed composiciones, más que un dato es EL dato que potencia la importancia de esta combinación del concierto en el Cellar Door y sesiones de estudio transcurridas en un clima de sana -o tal vez no tanto- experimentación. 

Fragile Yes (26 de noviembre)

YES- Fragile

El álbum que abre con Roundabout, uno de los temas que se transformaron en marca registrada de la banda, marcó varios puntos de partida para el grupo británico. Por un lado, la salida de su tecladista original, Tony Kaye, le abrió las puertas a Rick Wakeman, quien a su habilidad al mando de los teclados, le agregó una larguísima cabellera rubia y una capa brillante que le daba un atractivo adicional.

Pero, además, Wakeman aportó decididamente a una evolución sonora y musical hacia el sinfonismo que se refleja en Long Distance Rounaround, South Side of the Sky y Heart of the Sunrise, y que resalta las aptitudes solistas en Mood for A Day yCans and Brahms; y Roger Dean entregó el primero de los muchos diseños de tapa que acompañarían la carrera del grupo.

Te puede interesar