La justicia federal dictó la nulidad del procedimiento de drogas realizado en febrero

Locales 22 de mayo de 2021 Por Pablo Carrizo
Ahora se investigará las responsabilidades de las fuerzas que intervinieron, Gendarmería y Comisaría de Tinogasta.
Miguel angel Contreras

El juez Federal Miguel Ángel Contreras dictó la nulidad absoluta del procedimiento de drogas realizado en febrero pasado por personal de la comisaría Departamental de Tinogasta y Gendarmería Nacional. El hecho salió a la luz en la primera quincena de abril cuando se descubrió que un automóvil Chevrolet Celta, que había sido secuestrado en el procedimiento y se encontraba en las instalaciones del Escuadrón 23 había sido violentado por desconocidos. El Juzgado Federal ordenó la requisa total del rodado, el pesaje y secuestro de las sustancias. 

Razón por la cual, Fiscalía Federal inició la investigación y ordenó medidas paralelas para determinar, por un lado, bajo qué custodia estaba el vehículo violentado y para establecer cómo fue el procedimiento de inspección y requisa del auto al momento de ser secuestrado, y las responsabilidades que podrían existir en los policías y los gendarmes.

Fiscalía Federal había solicitado la nulidad de aquel operativo al determinar que el mismo se cumplimento con errores severos. Con la medida se ordenará la libertad del único detenido en el hecho en el que se había secuestrado casi dos kilos de marihuana. 

El Juez Miguel Ángel Contreras resolvió dictar la nulidad de lo actuado al determinar que todo se realizó en forma irregular. Así y como consecuencia del hecho, el único detenido en el procedimiento quedará en libertad y posteriormente se le hará entrega del rodado, una vez que finalice la pesquisa sobre las responsabilidades. 


Ahora se investigará las responsabilidades de las fuerzas que intervinieron. Por un lado, el personal de la comisaría de Tinogasta, estos efectivos no integran la Dirección de Drogas Peligrosas, ya que el grupo GAUR de Drogas que trabajan en ésa jurisdicción se había retirado en enero por presuntas desavenencias con el jefe de la departamental. Así, el procedimiento fue realizado por personal de comisaría, quienes lo iniciaron y luego por miembros de Gendarmería Nacional.

Te puede interesar