¿Quiénes corren mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral?

Salud 21 de mayo de 2021 Por Susana Dicastro
Un estudio de la Clínica Mayo señaló que el 34% de todas las personas hospitalizadas por un accidente cerebrovascular son menores de 65 años.
derrame cerebral

Los accidentes cerebro vasculares muchas veces no avisan. Sin embargo, son muchas las cosas que podemos hacer para no sufrir uno de ellos. Ahora bien, ¿podemos saber quiénes son las personas más propensas y a qué edades? La respuesta es sí.

Los accidentes cerebrovasculares no solo afectan a las personas mayores de 65 años. Aproximadamente el 34% de todas las personas hospitalizadas por un accidente cerebrovascular son menores de 65 años. Si bien el riesgo de accidente cerebrovascular aumenta con la edad, cualquier persona de cualquier edad puede sufrir un accidente cerebrovascular.

Son muchos los factores potencialmente tratables aumentan su riesgo de accidente cerebrovascular, según informa Mayo Clinic. Los factores de riesgo del estilo de vida incluyen:

Tener sobrepeso u obesidad.

La inactividad física

Beber en exceso

Uso de drogas ilegales, como cocaína y metanfetamina.

Los factores de riesgo médicos incluyen:

Alta presión sanguínea

Fumar cigarrillos o exposición al humo de segunda mano

Colesterol alto

Diabetes

Apnea obstructiva del sueño

Enfermedad cardiovascular, incluida el ritmo anormal, como fibrilación auricular

Uso de hormonas, como el uso de píldoras anticonceptivas o terapias hormonales que incluyen estrógeno.

Otros factores que no se pueden controlar están asociados con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, tienen que ver con:

Edad. Las personas de 55 años o más tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que las personas más jóvenes.

Raza. Los pacientes afroamericanos e hispanos tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que las personas de otras razas.

Sexo Los hombres tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que las mujeres. Las mujeres suelen ser mayores cuando tienen accidentes cerebrovasculares y es más probable que mueran a causa de estos que los hombres. Mata a más del doble de mujeres estadounidenses que el cáncer de mama cada año.

Aunque los accidentes cerebrovasculares son una causa común de muerte y discapacidad, el riesgo de accidente cerebrovascular se puede reducir significativamente mediante la concientización, el manejo de las condiciones médicas existentes y un estilo de vida saludable.

Tomar medidas preventivas es sencillo. Desarrollar y mantener hábitos saludables puede marcar una diferencia significativa en la prevención de accidentes cerebrovasculares y muchas otras afecciones también. Haga ejercicio al menos 30 minutos cada día. Consumir una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales y fuentes de proteínas magras. Reducir el consumo de alcohol y no usar productos de tabaco.

Si tiene presión arterial alta o colesterol alto, trabaje con su equipo de atención médica para controlar y reducir sus valores a rangos normales. Al realizar estos cambios, no eliminará su riesgo por completo, pero puede reducir considerablemente el riesgo de accidente cerebrovascular.

Son varios los estudios que informan sobre los riesgo de sufrir un derrame cerebral o tener un accidente cerebrovascular. Trabajar más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este primer análisis global de las pérdidas de vidas humanas y los daños a la salud asociados con largas horas de trabajo, se publica mientras la pandemia de COVID-19 acelera los cambios que pueden incrementar la tendencia a trabajar durante más horas.

Sin embargo, el estudio publicado en la revista Environment International no se refiere a la pandemia sino a los años anteriores. Los autores sintetizaron datos de decenas de estudios con cientos de miles de participantes. “Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud”, subraya la doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS. “Es hora de que todos -gobiernos, empleadores y trabajadores- finalmente reconozcamos que las largas horas de trabajo pueden causar muertes prematuras”, añade.

Te puede interesar