En abril una familia necesitó $62.958 mensuales para no ser pobre

Sociedad 18 de mayo de 2021 Por Daniel Ramos
Lo difundió el Indec. Corresponde al ingreso mensual que se requiere para cubrir las necesidades básicas.
indigencia

El monto de la canasta básica total por persona llegó a $20.375 mensuales en abril, lo que significó una suba de 3,4% en el mes. De esta manera, una familia tipo necesitó en abril $62.958 para no caer debajo de la línea de pobreza. Los datos se desprenden del informe de canasta básica total (CBT) y canasta básica alimentaria (CBA) publicados este martes por el Indec.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria, que determina la línea de indigencia, llegó en abril a $8633 por persona. De esta manera, mostró un alza mensual de 3,9% en el cuarto mes de 2021. De esta manera, una familia tipo necesitó $26.677 para no ser indigente. En abril, los alimentos volvieron a subir por encima del nivel general de inflación, ya que avanzaron 4,3% mientras que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó 4,1%. Sin embargo, el alza en las canastas fue inferior a esos registros.

A nivel interanual se dio la situación contraria. En un año la canasta alimentaria acumuló una suba de 49,1%, en tanto que la canasta básica total subió 47,8% en el mismo período, de acuerdo con los datos oficiales difundidos por el organismo liderado por Marco Lavagna. El nivel general de inflación, por su parte, avanzó 46,3% en los últimos 12 meses y el rubro alimentos y bebidas trepó 46,4%.

La canasta básica alimentaria (CBA) la determina el Indec tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Incluye alimentos tales como pan, galletitas, arroz, harina, fideos, verduras, legumbres, frutas, carnes, menudencias, fiambres, huevos, lácteos, bebidas, condimentos e infusiones.

Preocupación oficial

La suba en el precio de los alimentos tiene un impacto mayor sobre los sectores más vulnerables, que destinan una proporción más importante de sus ingresos a productos de consumo básico. Durante los últimos meses, el Gobierno se manifestó preocupado por el aumento de precios, en especial en la carne, y tomó una serie de medidas para tratar de contener el incremento. Entre esas decisiones, esta semana se conoció la intención oficial de cerrar las exportaciones de carne por 30 días para priorizar el mercado interno. Si bien la medida todavía no se oficializó, generó rechazo entre los productores, que ya anunciaron un paro.

Desde el punto de vista asistencial, el Gobierno también amplió la cobertura de la Tarjeta Alimentar a todos los menores de 14 años y aumentó los montos para las familias con tres hijos. Al mismo tiempo, se lanzó la Canasta Ahorro, con 28 productos a precios populares y se renovó el acuerdo de carnes.

Además, la Secretaría de Comercio Interior redobló los controles y regulaciones sobre los precios de los alimentos y renovó -con recortes- el programa Precios Máximos. En el Ministerio de Desarrollo Productivo, en tanto, trabajan en un acuerdo de precios de 120 productos que llegarían a los comercios de cercanía en junio.

Te puede interesar