Solicitan a la justicia federal la nulidad del procedimiento realizado en el Escuadrón 23 Tinogasta

Locales 18 de mayo de 2021 Por Daniel Ramos
El hecho ocurrió en abril pasado cuando un vehículo fue violentado por desconocidos y los gendarmes se dieron cuenta que en el sector del torpedo del rodado había más droga.
Gendarmeria Tinogasta

El fiscal Federal determinó solicitar al Juez Federal, Miguel Ángel Contreras, la nulidad del procedimiento realizado en febrero pasado por Gendarmería de Tinogasta cuando secuestraron 2 kilos de marihuana a un automovilista. El fiscal explico que no se habrían respetado las garantías procesales. Además, se solicitó que se remitan copias de las actuaciones para iniciar una investigación con respecto al personal que estaba encargado del procedimiento. Así el expediente se encuentra ahora en el Juzgado Federal. 

Recordemos que el rodado fue secuestrado el 27 de febrero en un procedimiento en conjunto entre efectivos de la Comisaría local y Gendarmería en la ruta 3. Al inspeccionar el rodado, con la ayuda de canes adiestrados detectaron estupefacientes, encontraron en el interior del baúl tres panes compactados de marihuana. El pesaje de lo secuestrado señaló que llevaba de 1,175 Kg.

Desde allí, el auto quedó secuestrado en las instalaciones del Escuadrón 23 Tinogasta y en abril pasado fue violentado por desconocidos. Cuando los gendarmes se dieron cuenta del hecho encontraron en el sector del torpedo del rodado más droga. 

Gendarmeria TinogastaDescubren 2 kilos de droga en un auto secuestrado en Gendarmeria

El hecho del hallazgo de más droga ocurrió el mes pasado después de que desconocidos violentaran un Chevrolet Celta rojo que se encontraba secuestrado y precintado desde finales de febrero tras un procedimiento, tenía la faja dañada. Al acercarse e inspeccionar en su interior observaron que el sector del torpedo del auto estaba destruido y en el interior se observaron dos panes con sustancia. Tras las pruebas de campo realizadas se determinó que se trataba de marihuana, alrededor de 2 kilos.

De inmediato se informó al Juzgado Federal y como primera medida, el juez ordenó la requisa total del rodado, el pesaje y secuestro de las sustancias.

Posteriormente, el expediente pasó a manos del fiscal Federal Santos Reynoso, quien solicitó medidas paralelas para determinar, por un lado, bajo qué custodia y modalidad estaba el vehículo violentado y si se llevaron o no algo de sustancia.

En paralelo, buscará establecer cómo fue el procedimiento de inspección y requisa del auto al momento de ser secuestrado y las responsabilidades que podrían existir en los gendarmes.

Te puede interesar