Como lo imaginó Menem: China planea vuelos desde la estratósfera a distintas partes del mundo

Más Noticias 05 de mayo de 2021 Por VOCES ESCRITAS / REDACCIÓN
La iniciativa apunta a vuelos suborbitales, que saldrían al espacio y volverían a la Tierra para conectar varios destinos en pocas horas.
china-20210505-1168629

China planea para el año 2045 poder ofrecer viajes de un punto a otro de la Tierra, saliendo al espacio, y reducir así horas la duración de los viajes tradicionales hasta ahora conocidos. Se trata de vuelos suborbitales, y proponen conectar -por ejemplo- las ciudades de Shangai y Nueva York en cuatro horas, un recorrido que en un vuelo comercial lleva 15 horas.

La iniciativa recuerda la propuesta del expresidente Carlos Menem, quien en 1996 proponía “vuelos espaciales que se remontarían a la estratósfera” y que en una hora y media, decía, se podría estar en Japón.

"Se va a licitar un sistema de vuelos espaciales, mediante el cual desde una plataforma que quizá se instale en la provincia de Córdoba. Esas naves espaciales, con todas las seguridades habidas y por haber, van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratósfera, y desde ahí elegir el lugar a donde quieran ir. De tal forma, que en una hora y media podremos estar desde Argentina en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo",  dijo en ese momento. 

Años atrás, China había anunciado planes para este tipo de vuelos, y si bien se encuentra en una etapa de investigación y desarrollo, apuntan a que sea una realidad para 2035 poder transportar cargas. El transporte de pasajeros, en tanto, se puso como fecha objetivo en el año 2045.

Durante un evento por el Día del Espacio, celebrado en Nanjing, China, los empleados de CATL -Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento-presentaron en video los puntos principales de la iniciativa, que se basa en dos conceptos.

En el primer caso, se trata de una nave espacial con un cohete muy similar a la de SpaceX, de Elon Musk, y lo que propone con Starship. Además de tener una forma y aspecto parecido, tiene dos etapas: la primera se despega de la segunda al alcanzar cierta altitud, y vuelve a tierra con el fin de ser reutilizada.

En el segundo caso, en tanto, el proyecto involucra una nave espacial más similar a las de Virgin Galactic. Aunque no se sabe cómo la pondrían en órbita, la idea sería lanzarla con una catapulta electromagnética, que permitiría a la nave acelerar sobre rieles antes de dejar la superficie terrestre. 

Tras alcanzar una determinada altura, encendería sus propulsores para subir a la órbita terrestre. El aterrizaje sería de manera horizontal, como un avión tradicional.

Te puede interesar