Conoce los 10 mejores discos del 2020

Pasado Perfecto Radio 31 de diciembre de 2020 Por Rafael Guardo
Destacamos los 10 mejores álbumes del 2020, tomando como referencia la opinión de la crítica especializada, el éxito en streaming y la calidad en la composición.
Discos 2020

2020 ha sido un año muy complicado y atípico en el que la música ha cobrado aún más importancia. La razón es porque muchas personas han recurrido a ella como una vía de escape o distracción de una realidad marcada por el encierro.

Debido a la cuarentena, los artistas aprovecharon para grabar nuevos materiales discográficos, entre los que destacan gratas sorpresas. Destacamos los 10 mejores álbumes del 2020, tomando como referencia la opinión de la crítica especializada, el éxito en streaming y la calidad en la composición.

10. NOTHING BUT THIEVES - Moral Panic

En su tercer álbum de estudio, la banda inglesa de rock alternativo critica a la sociedad, la tecnología y hasta a la política de Estados Unidos, con unas magníficas notas altas del vocalista Conor Mason en cada una de las canciones. El material fue escrito en 2019, pero cuando se lanzó en octubre de este año se sintió como una profecía involuntaria, pues describe a la perfección lo fracturado y trágico de este 2020. Por ejemplo, "Is Everybody Going Crazy?" versa sobre una humanidad rota y solitaria que no sabe qué hacer, muy ad hoc en esta época de crisis mundial.

"Phobia", la cual va in crescendo hasta explotar en el minuto final, narra el rechazo al Internet y la obsesión por la aprobación que reciben las personas en redes sociales. En "Can You Afford to Be An Individual?", la potente voz de Mason deja ver su frustración e ira hacia ambos lados de la política estadunidense, pues critica tanto a liberales como conservadores, con frases como "¿Cómo puedes odiar algo que ni siquiera entiendes? Eres una contradicción andante con un sombrero de 'Make America Great Again'".

9. HAYLEY WILLIAMS - Petals for Armor 

Este trabajo marca el debut como solista de la artista de 32 años, conocida por ser la vocalista de Paramore. Se trata de una producción introspectiva en la que Hayley pasa de una profunda ira y depresión hasta la sanación de su corazón roto. A diferencia del pop punk de su ex agrupación, aquí se torna más al synth pop, con el que ya había experimentado en After Laughter (2017), el último material de Paramore.

El disco es profundamente personal y conceptual. Williams habla sobre la importancia de reconocer, aceptar y enfrentar un sentimiento como la rabia ("Simmer"), para después aprender a encontrar alivio en soledad ("Cinnamon"), admitiendo los errores que cometió en su tóxica e infeliz relación con su ex esposo Chad Gilbert ("Dead Horse"). En la parte final del compendio, deja atrás su pasado depresivo y promete aprender a amarse más ("Why We Ever"), hasta llegar a la confesión de que ya no tiene que fingir y está lista para florecer ("Watch Me While I Bloom").

8 PAUL McCARTNEY - McCartney III

McCartney-III

Inquieto durante la cuarentena, Paul McCartney empezo a ir a su estudio en el Reino Unido y se puso a trabajar. Sin grupo, McCartney tuvo que apoyarse en sus propias habilidades; toco la bateria, el bajo, la guitarra, el piano e incluso mezclo las pistas el mismo. El resultado es su disco más aventurero desde Chaos and creation in the backyard de 2005. McCartney canaliza en el canto rural de McCartney, en 1970, en 'The Kiss of The Venus' y 'Lavatory Lil', un blues pendenciero que sigue la tradicion literaria de 'Polythene Pam' y 'Mean Mr Mustard' de los Beatles. A los 78 años, Paul sigue sonando vital y contento de tomar nuevos caminos, especialmente en 'Deep Deep Feeling' donde gira las perillas y repite loops de cintas para crear una épica psicodélica. 

7. KYLIE MONOGUE - Disco

Kylie-Minogue

A principios de noviembre se publicó “Disco”, el decimocuarto álbum de la diva australiana Kylie Minogue. Sucesor de aquel experimento country “Golden” del 2018, “Disco” nos devuelve a la Kylie que todos echábamos de menos con una colección de petardazos pop que nos teletransportan a las mejores discotecas de los años 70 y 80.

Para la creación del álbum, Minogue y su equipo se han lanzado de lleno a la nueva corriente de pop nostálgico que han impulsado las divas del momento Dua Lipa o Miley Cyrus, siendo Kylie una veterana en este campo que ha influido en todas las estrellas del género surgidas desde el comienzo de los 2000. Este nuevo trabajo bebe directamente de la escena creada por el icónico Studio 54, repleto de referencias a esa época dorada de la música disco y a artistas como Bee Gees en la adictiva “Last Chance”, a Abba o a Gloria Gaynor en la frenética “Where Does The DJ Go?”.

Desde su arranque con el acertado single “Magic” y seguida con la dispuesta a arrasar “Miss A Thing”, “Disco” te obliga a bailar sin parar en un constante crescendo de temas rompe pistas que alcanzan su momento álgido en la electrizante “Supernova”, tema que esperemos sea promocionado como siguiente single para alzar el álbum al estrellato más allá de las listas de Reino Unido y Australia.

6. BRUCE SPRINGSTEEN - Letter To You

BRUCE SPRINGSTEEN

Empecemos por lo evidente: el vigésimo disco de Bruce Springsteen no es mejor que ninguno de los siete que grabó hasta Born in the USA, en 1984. Cualquiera que desconozca uno o varios de aquellos álbumes gloriosos y perfectamente complementarios no debería perder antes un minuto en Letter to you. Y sin embargo... Y sin embargo, cualquiera que lleva tatuadas aquellas canciones que ya forman parte del canon del rock ha sentido un escalofrío de emoción, y de alivio, al escuchar este nuevo disco estupendo que se mantiene en pie con convicción, cercanía y emoción. Es, para empezar, un disco que no teme sonar viejo, un disco que no teme el pasado. De hecho, ese es en cierto modo el motor: Springsteen, que cumplió 71 años en septiembre, se reencuentra con la E Street Band para cantar sobre hacerse mayor y sobre asomarse a la muerte en estas canciones que suenan clásicas evitando los clichés.

5. DUA LIPA - Future Nostalgia

01505dc3e2582b880135ba3b716cf1927917f5c4261-a2f246342ab6a1e94f15919138842268-1024-1024

La estrella de 25 años deleitó con una placa con un sonido bien definido, apelando a un mood ochentero con sintetizadores y temas pegadizos como "Don't Start Now" y "Levitating", sin olvidar el hipnotizante synth pop de "Physical", cuyo título es un homenaje a la canción de 1981 del mismo nombre, de Olivia Newton-John.

No es muy habitual que un disco de estas características logre un consenso tan grande. Siempre hay fans del pop demasiado modernos para algo tan ochentero y abiertamente festivo. También los hay demasiado conservadores, que no es que crean solo en el pop como lo entendieron Kylie o Madonna, sino que solo creen en Kylie y Madonna. Dua Lipa ha logrado con este concienzudo y perfectamente acabado trabajo poner de acuerdo a casi todos.

4. THE WEEKND -  After Hours

THE WEEKND

El cantante canadiense se salió de su zona de confort, alejándose del sonido R&B que lo caracterizaba cuando comenzó su carrera y del éxito seguro que le dejaron el par de colaboraciones con Daft Punk.

Con un álbum conceptual que narra una historia en cada videoclip, el músico presentó un álbum plagado de sintetizadores, en el buen sentido, pues nos regaló canciones pegadizas como "Save Your Tears", cuya letra es totalmente opuesta a la melodía alegre que posee, "Heartless", en la que destaca un beat muy atractivo y por supuesto, "Blinding Lights", uno de los mejores temas del año.

3. BOB DYLAN - Rough And Rowdy Ways

Este es el libro que hace un escritor después de ganar el Nobel de Literatura. Rough and rowdy days, el disco de estudio número 39 de Bob Dylan, el primero que publicaba en ocho años, es literatura con música. Poca música, la justa, música maravillosamente tocada, rock and roll sepia, rhythm and blues de garito, blues con mucha garra, pero música como herramienta para el Zimmerman que se puso Dylan por Thomas hace tres guerras mundiales.

Son 70 minutos en 10 canciones, material para muy cafeteros, en los que nos recuerda: no soy un trovador ni soy un bardo, no vengo a contar historias, no vengo a explicar el mundo, yo soy un poeta, otro tipo de poeta, yo soy muchas cosas, "yo contengo multitudes". Como disco es un triunfo en sí mismo, aún mayor comprendido en el contexto de una carrera monstruosamente grande y después de un reconocimiento tan importante y controvertido.

2. FIONA APPLE - Fetch the Bold Cutters

FIONA APPLE

Tras una ausencia de ocho años sin nueva música, la cantautora y pianista estadunidense regresó con un material de 13 canciones y demostró que la espera valió la pena. El disco es un viaje auditivo crudo, honesto y sin filtro, pues al ser grabado en la sala de su casa, lo experimental e improvisado forma parte de él, con sonidos cotidianos como golpes en el piso y en sus piernas, ladridos de sus perros y los de su amiga Cara Delevigne, así como constantes vocalizaciones. 

Es un álbum intenso y rico líricamente, con tópicos variados como una crítica al machismo por hacer que las mujeres se enfrenten entre ellas, resaltando la importancia de que deben permanecer unidas y no verse como enemigas ("Ladies"), levantar la voz en contra de la violencia de los hombres ("Under The Table"), la desgarradora visión de una mujer que es violada y no tiene miedo de confrontar a su abusador ("For Her"), hasta la anécdota de una niña que le dijo a la compositora que tenía talento cuando iba en la secundaria ("Shameika"). 

1. TAYLOR SWIFT - folklore

R-15734842-1596813558-8901.jpeg

No cabe que duda que el 2020 se lo llevó la estrella de 31 años. Este mes sorprendió con evermore y en julio con folklore, que de hecho fue el primer álbum del año en alcanzar un millón de ventas en Estados Unidos. Escritos durante la cuarentena y producidos por Aaron Dessner y Jack Antonoff, ambos discos se inclinan hacia un folk melódico e íntimo, a diferencia del pop al que nos tenía acostumbrados en sus trabajos anteriores.

Las dos obras se complementan entre sí, pues de acuerdo con la propia Taylor, evermore representa el otoño y el invierno, mientras que folklore la primavera y el verano. Los dos hablan, como ella misma lo dijo, de sus "caprichos, sueños, miedos y reflexiones", con canciones empapadas de nostalgia y melancolía, cobijadas por la suave voz de Swift, que enamora en piezas como "exile" y "evermore", un par de colaboraciones con Justin Vernon de Bon Iver. 

Mención especial a "epiphany", pues además de abordar la perspectiva de su abuelo Dean Swift, quien luchó en la Segunda Guerra Mundial en la Batalla de Guadalcanal, también es un homenaje a los médicos que están al frente de la también batalla, pero en contra del covid-19. Taylor Swift regresó más fuerte que una tendencia de los 90.

Salud y buen año 2021 para todos!!!

Te puede interesar