“The Nevers”, la serie que encontró una vuelta original para los superpoderes

Más Noticias 24 de abril de 2021 Por VOCES ESCRITAS / REDACCIÓN
En Londres, a fines del siglo XIX, un orfanato se dedica a reunir y proteger a una cantidad de mujeres dueñas de dones especiales que despiertan inquietud en la sociedad.
The Nevers

Joss Whedon es una figura destacada en el universo de los superhéroes: es el responsable, por ejemplo, de Buffy, la Cazavampiros (1996), una serie de culto cuyo prestigio se mantiene intacto hasta hoy. Director, guionista y productor, adaptó para la empresa Marvel el cómic Avengers en sus diversas versiones y concluyó la producción de Liga de la Justicia para Warner.

The Nevers es la nueva producción de Whedon, una historia que si bien se mantiene en el territorio del género fantástico, ha encontrado una idea original sobre el concepto de los superpoderes. The Nevers no gira en torno de un superhéroe o una liga de valientes que se dedican a salvar al mundo. Esto es diferente.

Estamos en Londres, a fines del siglo XIX. Una serie de imágenes aparentemente inconexas van presentando en escena a diferentes personajes hasta llevarnos a la señora True (Laura Donnelly) como creadora y directora de un orfanato para mujeres con habilidades especiales. Habilidades que algunas de las jóvenes mismas ignoran tener.

Las llaman “tocadas” y en principio son perseguidas como criminales. Una de ellas es por cierto una violenta asesina y su nombre, significativamente, es Maladie. Enfermedad, en francés. La locura criminal de Maladie (Amy Manson) echa una sombra de peligrosidad sobre todas, que son mal vistas socialmente, acosadas por tunantes y perseguidas por la policía.

Las jóvenes son poderosas, comenzando por la científica Penance Adair (Ann Skelly), la mano derecha de la señora True, que es capaz de producir inventos dignos de Leonardo Da Vinci. Y los dones de las otras chicas son imaginativos: una produce fuego con las manos, otra hace levitar objetos, una mide tres metros de altura, una habla en lenguas, en fin, toda clase de “rarezas”. La más interesante, tal vez, es la de Desirée (Ella Smith), una prostituta que se presenta espontáneamente en el orfanato y cuenta que los hombres que la visitan se dedican solo a hablar de sí mismos y sus intimidades. Amalia True se da cuenta de que su presencia opera como un tónico de la verdad, es un don.

Todo el planteo contiene un reconocible dejo social que señala con gracia y toques de humor cómo opera el mundo de los varones hacia las mujeres que muestran algún tipo de poder. También se ha manifestado desde la quema de brujas medievales hasta los prejuicios actuales, mucho más contenidos por la corrección política. En Londres, a fin de siglo, no falta el pecado y la concupiscencia. La reconstrucción de época es perfecta; hay muchos personajes en juego pero cada uno va definiendo su naturaleza y sus misterios.

La producción se completa con actores como Ben Chaplin, Tom Riley y James Norton en un sinuoso personaje que lleva el nombre de Swann. Son seis episodios en la primera temporada aunque Joss Whedon al parecer no estará involucrado en la segunda después de que lo denunciaran por abuso de poder.

The Nevers se trata de una historia que homenajea a la mujer de un modo inteligente e imaginativo. La producción es de HBO y puede verse los martes a la noche, de a un episodio por semana, y al día siguiente por Flow.

Te puede interesar