Qué puede pasar con el fallo de la Corte Suprema por el DNU

Política y Economía 20 de abril de 2021 Por Daniel Ramos
Un fallo adverso sería un golpe muy duro para la alicaída autoridad de Alberto Fernández, en cambio a Rodríguez Larreta no le quita el sueño porque logró torcerle el brazo al Ejecutivo.
Corte Suprema

La decisión que tome la Corte Suprema respecto al polémico DNU de la suspensión de clases preocupa más a la Casa Rosada que a Horacio Rodríguez Larreta. Un fallo en contra del decreto sería un golpe excesivamente duro para la debilitada autoridad del presidente Alberto Fernández, mientras que en la jefatura de gobierno porteño ya están conformes con haberle torcido el brazo al Poder Ejecutivo. 

Fernández ya no tiene espaldas como para soportar una decisión negativa del máximo tribunal porque haría añicos su cuestionada autoridad presidencial. Si le toca perder a Rodríguez Larreta sería una derrota digna por haber reaccionado con audacia después de la poda vía DNU que le hicieron a los fondos que recibía por coparticipación, cuestión que también deberá resolver la Corte.

Lo más incómodo para el oficialismo, obsesionado con el funcionamiento de la Justicia, es convivir con la incógnita de cómo van a fallar los cortesanos.

Evidentemente los lobbistas y operadores no logran penetrar en los despachos del cuarto piso del Palacio de Tribunales. Tampoco la aspereza del flamante ministro de Justicia, Martín Soria. La actual composición del tribunal no deja margen para influir sobre un fallo, esencialmente por la interna entre los ministros. No hay roscas, ni acuerdos previos desde la llegada de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti.

La pérdida de poder de Ricardo Lorenzetti al no presidir más el cuerpo y las diferencias personales e ideológicas motivaron la irrupción de una relación de fuerzas imprevisible. Quizás, el único consenso que tienen en este caso es que “están hartos de que la política los tome de rehenes para resolver sus conflictos”, tal como admiten los voceros judiciales.

“Hay que recordar que la política juega con pelota de fútbol ¡y cuando entra acá se transforma en pelota de rugby! A no quejarse eh”, dicen como advertencia en la Corte. Un mensaje para el oficialismo y la oposición.

El otro dato que destacan tiene que ver con la jurisprudencia reciente del tribunal sobre CABA. En los fallos Bazzan y Ciudad de Buenos Aires contra Córdoba la Corte dijo que CABA tiene status jurídico de provincia. Eso genera algo de entusiasmo en el larretismo pero les preocupa más la coparticipación.     

Te puede interesar