Según expertos las nuevas cepas harán que la pandemia sea más extensa

Mundo 05 de abril de 2021 Por Susana Dicastro
Cuando se autorizaban las vacunas contra la covid-19 el mundo se enteraba de la existencia de nuevas variantes como la de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Estas amenazan con aplazar el final de la pandemia.
00641

El avance de la vacunación contra el coronavirus en muchos países trajo cierta esperanza. Los casos, las internaciones y las muertes por covid-19 disminuyeron considerablemente y poco a poco muchas ciudades del mundo retomaron sus actividades.

Sin embargo, la aparición de nuevas cepas del virus con mutaciones que hacen que el coronavirus sea más contagioso y, en algunos casos, más mortífero, se están propagando por todo el mundo y de una forma alarmante.

Cuando se autorizaban las vacunas contra la covid-19 el mundo se enteraba de la existencia de nuevas variantes como la de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Según los especialistas estas nuevas variantes amenazan con aplazar el final de la pandemia.

Hasta el momento, la mayoría de las vacunas autorizadas son eficaces contra las variantes del virus. Pero las autoridades de salud pública se muestran preocupadas por la posibilidad de que las interacciones futuras del virus puedan ser más resistentes a la respuesta inmunitaria. Una de las soluciones a este podría ser otorgar refuerzos de la vacuna de manera regular.

“La evolución no está de nuestro lado”, afirmó a The New York Times Devi Sridhar, profesora de salud pública de la Universidad de Edimburgo en Escocia y agregó: “Parece que este patógeno siempre está cambiando de una manera que nos dificulta suprimirlo”.

Las autoridades de salud reconocen la urgencia de seguirle el rastro a estos nuevos virus en su recorrido por Estados Unidos. De hecho, la variante, B.1.1.7, que es sumamente contagiosa, arrasó en el Reino Unido, ahora causa estragos en Europa continental, y está creciendo de manera exponencial en Estados Unidos.

Un conjunto de pruebas genéticas reducidas ha identificado más de 12.500 casos, muchos de ellos en Florida y Míchigan. Hasta el 13 de marzo, dicha variante representaba cerca del 27 por ciento de los casos nuevos en todo el país, frente al uno por ciento de principios de febrero.

Algunos expertos advierten en la necesidad de considerar a las variantes como pandemias distintas, “la mejor manera de pensar en la B.1.1.7 y otras variantes es considerarlas pandemias independientes, -y agrego- en realidad estamos obstaculizando nuestra visibilidad al juntarlas todas para dar un número total de casos”, opinó Sebastian Funk, profesor de dinámicas de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Más contagioso y grave
Las nuevas variantes identificadas en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica preocupan al mundo entero porque son aún más contagiosas, causan una enfermedad más grave y obstaculizan la respuesta inmunitaria. La variante B.1.1.7 es aproximadamente un 60 por ciento más contagiosa y un 67 más letal que la forma original del virus.

Tan contagiosa es la variante B.1.1.7 que el Reino Unido logró reducir las infecciones solo después de casi tres meses de confinamiento estricto, además de un programa agresivo de vacunación. Aun así, los casos disminuyeron más lento que en marzo y abril del año pasado, cuando hubo una cuarentena similar.

En Estados Unidos, las infecciones de coronavirus comenzaron a disminuir rápidamente en enero, esto llevó a que las autoridades decidieran habilitar las actividades. Esto no fue bien visto por los científicos que alertaron que la baja de casos sería algo breve. A mediados de marzo, después de que la tasa de contagios cayó a 55.000 casos y 1500 muertes por covid por día, algunos estados comenzaron a experimentar un repunte en estos números.

En menos de un mes las cifras se han disparado y esto preocupa a los especialistas. Hasta el sábado, el recuento diario era de casi 69.000, y la media semanal era un 19 por ciento superior a la cifra de dos semanas antes.

En los estudios de laboratorio, las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna parecen ser un poco menos eficaces contra la B.1.351, la variante identificada en Sudáfrica. Esta variante contiene la mutación eek (mutación llamada E484K), que parece permitirle al virus eludir en parte la respuesta inmunitaria del organismo. Las vacunas fabricadas por Johnson & Johnson, AstraZeneca y Novavax fueron incluso menos potentes contra la B.1.351.

“Creo que durante el siguiente año o dos, la E484K será la mutación más preocupante”, declaró Jesse Bloom, biólogo evolutivo del Centro Fred Hutchinson de Investigaciones para el Cáncer en Seattle.

Los investigadores consideran que podrían haber muchas variantes circulando al mismo tiempo, como sucede con los coronavirus del resfriado común y la gripe, es por eso que mantener alejados estos virus podría requerir de una vacuna cada año. como la de la influenza.

Te puede interesar