#10M: Dalma, Gianinna y Claudia, participaron de la marcha para pedir justicia por Diego

Sociedad 10 de marzo de 2021 Por Susana Dicastro
Bajo la consigna “No murió, lo mataron”, los maradonianos se autoconvocaron en Avenida Corrientes y 9 de Julio para “exigir juicio y castigo a los culpables” del deceso del astro del fútbol. Claudia Villafañe y Dalma y Gianinna Maradona participaron brevemente.
#10M

A casi cuatro meses de la muerte de Diego Armando Maradona, sus seguidores y fanáticos se autoconvocaron a través de redes sociales en el Obelisco porteño para pedir que se esclarezca la muerte del ídolo nacional.

La cita estaba pactada para las 18 horas. Bajo la consigna “No murió, lo mataron”, desde hace unos días comenzaron circular unos flyers con el rostro y la silueta del Diez que invitaban a una movilización para pedir “Justicia por Diego” y “Juicio y castigo a los culpables de su deceso”.

El clima en avenida 9 de Julio y avenida Corrientes es como la previa a un partido de fútbol cuando todavía se podía ir a la cancha. Hay quienes ofrecen latas de gaseosa, agua y cerveza. Hay también, bombos, banderas, trompetas: todo con la cara del diez. “Olé, olé, olé, Diego.... Diego”, cantan. Algunos miran el cielo y agitan las manos.

Al rededor del obelisco, como si fuera una tribuna, los hinchas y fanáticos del Diez colgaron banderas de boca, otras para homenajearlo y otras más para pedir justicia.

“Morla, tu condena es social. No tenés perdón De Dios”, dice una. Al lado, una imagen de Maradona pintada a mano es fotografiada por varios transeúntes y curiosos. “Sácame una foto acá, con esta. El más grande de todos los tiempos”, dice Lucas Darfe.

Lucas tiene 28 años y es de San Telmo. Vino a la movilización con su pareja y un amigo. Se enteró por redes y cuando vio que venían a Dalma y Gianinna entendió que era “algo serio”.

Hincha del rojo, Lucas dice que es Maradoniano por que su viejo que lo hizo fanático del Diez. “Sin repetir y sin soplar” es capaz de recitar rápidamente todos los clubes donde jugó el Diego. Su muerte, asegura, le generó mucha bronca. “Los primeros meses me la pasaba mirando vídeos y llorando. No podía entenderlo. Siempre pensé que yo me iba a morir antes que él”, agrega.

Antes de las cinco de la tarde ya había algunas personas en la Plaza de la República, frente al Obelisco. En tanto, poco antes de las seis de la tarde llegaron al Obelisco Dalma y Gininna Maradona junto a Claudia Villafañe, portando una bandera y acompañados por seres queridos.

Pero apenas cinco minutos después, y en medio de un tumulto de gente, tanto la ex esposa del Diez como sus dos hijas se alejaron del Obelisco e ingresaron a un hotel, que abandonaron poco después de las 18.30.

También participan de la movilización Verónica Ojeda, una de sus ex parejas, y Dieguito Fernando, otro de sus hijos.

Diego Maradona falleció a los 60 años el pasado 25 de noviembre mientras cumplía una internación domiciliaria en una casa alquilada en un barrio de la localidad bonaerense de Tigre, semanas después de someterse a una operación en el cráneo por un hematoma subdural.

Te puede interesar