Los 15 meses de Ginés González García, de subestimar el coronavirus a armar un vacunatorio VIP

País 19 de febrero de 2021 Por Susana Dicastro
Ni bien asumió en su cargo, el funcionario enfrentó duros cuestionamientos por decir que la pandemia no llegaba a nuestro país. Se fue eyectado en medio de un escándalo.
Gines

El ministro de Salud Ginés González García, a quien este viernes el presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia por el escándalo de las “vacunaciones VIP” contra el coronavirus, fue uno de los principales integrantes del Gabinete durante dos de los cuatro gobiernos liderados por el kirchnerismo. Su segundo período había comenzado a puro festejo con el grito de “tenemos ministerio”, pero terminó en medio de un escándalo.

Desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, el saliente ministro de Salud tuvo varias expresiones que, en más de una ocasión, generaron malestar interno en el Gobierno y avivaron críticas por parte de la oposición.

Una de las que suelen remarcar los más críticos de su gestión fue el 3 de febrero de 2020, cuando dijo estar “mucho más preocupado por el dengue” que por el coronavirus, en momentos en que la epidemia avanzaba en distintos países.

Menos de un mes después y luego de que se registraran los primeros casos en la Argentina -aunque todavía eran menos de 100 por día- el por entonces titular de la cartera sanitaria admitió: “Yo no creía que el coronavirus iba a llegar tan rápido. No creía que iba a llegar en verano, la verdad es que nos sorprendió”.

Roxana Paulon 1Fiambalá: Roxana Paulón dio positivo de COVID-19

Pocos días después, el 29 de marzo, González García fue cuestionado por decir que “es mucho peor la gripe” que el Covid-19. Algo que con el transcurso del tiempo y el avance de la pandemia los especialistas en salud fueron refutando.

El 29 de mayo del mismo año, cuando la Argentina se encontraba todavía en un aislamiento estricto a causa de la pandemia, el ahora exfuncionario expresó que el virus en el país “comenzó con la clase media y media alta que viajaba”.

Frases como ésa, junto a otras como “de entrada administramos bien la pandemia”, generaron fuertes críticas por parte de la oposición y también en las redes sociales, donde se cuestionaban situaciones como la baja cantidad de testeos en comparación con otros países de la región.

El 7 de julio de 2020 el entonces titular de la cartera sanitaria afirmó que, según sus cálculos, “en dos o tres días empezará a bajar la curva” la curva de contagios, lo cual nunca ocurrió.

Hospital de FiambalaCumplía con el aislamiento, no pudo salir a buscar un médico y murió

La última frase

Una de las últimas declaraciones de González García que generaron polémica tuvo lugar este jueves, en el día previo a que el presidente Alberto Fernández le pidiera la renuncia y estuvo relacionada a las elecciones primarias (PASO) previstas para este año.

En este sentido, el exfuncionario consideró que sería “un riesgo muy innecesario” celebrar las PASO en agosto y al mismo tiempo dijo que confiaba en tener “vacunados a todos los argentinos para agosto o septiembre”.

Rápida de reflejos, la oposición remarcó esa contradicción con el convencimiento de que el Gobierno busca evitar las primarias con la pandemia como una excusa.

Su llegada al Gobierno

A pesar de su gran afinidad al kirchnerismo, la designación inicial de Ginés González García al frente de la cartera sanitaria fue llevada a cabo por el exmandatario Eduardo Duhalde en 2002. Un cargo en el que ratificado por su sucesor Néstor Kirchner al año siguiente.

En materia de sexualidad y natalidad, durante las etapas de González García el Ministerio de Salud desarrolló un plan basado en la educación sexual y la libre distribución de preservativos y anticonceptivos. El funcionario siempre declaró su apoyo a la despenalización del aborto, un anhelo que finalmente se concretó a fines del año pasado con la aprobación en el Congreso de la Interrupción Voluntarias del Embarazo (IVE).

Este fuerte apoyo a la despenalización del aborto le generó críticas desde la Iglesia, una férrea opositora a esta iniciativa. En este sentido, durante 2005 fue criticado duramente por el capellán y obispo Antonio Baseotto, que le envió una carta en la cual citaba la frase bíblica “los que escandalizan a los pequeños merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren al mar”.

A fines de 2007, y luego de la asunción de Cristina Kirchner como nueva jefa de Estado, González García fue designado como embajador en Chile, un cargo en el que fue ratificado a fines de 2011. Finalmente, cuatro años más tarde la por entonces flamante administración de Cambiemos decidió concluir con su designación y reemplazarlo por el excandidato presidencial José Octavio Bordón.

Su vuelta al Gobierno

Con la vuelta del kirchnerismo al poder, el 3 de diciembre de 2019 el presidente Alberto Fernández lo nombró como nuevo ministro de Salud.

Su primera medida, firmada el 12 de diciembre de 2019, fue la actualización del protocolo de aborto no punible que establecía una guía de procedimientos para realizar la interrupción legal del embarazo. Una movida por la que fue muy repudiado, a tal punto que desde la Casa Rosada le pidieron que dejara de lado esa maniobra.

No obstante, con el paso del tiempo y a fines de 2020 se lograría la aprobación del aborto legal en el Congreso con Ginés González García como uno de los tantos impulsores en búsqueda de ese objetivo.

A muy poco de asumido, el lunes 2 de marzo de 2020, debió anunciar el primer caso confirmado de coronavirus en Argentina en un viajero que había arribado desde Italia. Esto a pesar de que pocos días antes el mismo funcionario había asegurado que el Covid-19 tardaría mucho en llegar al país.

El preocupante aumento de casos y muertes por la enfermedad, además de las controvertidas medidas sanitarias adoptadas, fueron desgastando la imagen del ministro ante la sociedad, los medios y sus colegas políticos.

A pesar de esto, el funcionario fue ratificado más de su vez en su puesto. Todo hasta este viernes, en el que la revelación de su “amigo” Horacio Verbitsky sobre que había recibido una “vacunación VIP” contra el coronavirus tras una gestión con él obligaron al presidente Alberto Fernández a pedirle su renuncia y acabar con su gestión al frente del Ministerio de Salud.

TN

Te puede interesar