Vacunagate: La impunidad le arruinó a Alberto el día más esperado

Política 19 de febrero de 2021 Por Juan Carlos Albornoz
Justo hoy había lanzado el Consejo Económico y Social, el organismo para el diálogo y la construcción colectiva de políticas de Estado con el cual soñaba desde las épocas de la campaña.
Alberto Fernandez 1

Entre otros efectos demoledores, el "vacunatorio VIP" arruinó justo el día en que Alberto Fernández había lanzado una de sus más anheladas promesas de campaña: el Consejo Económico y Social.

El organismo multisectorial para planear políticas de mediano y largo plazo fue presentado hoy, en medio de discursos inflados del Presidente a favor del diálogo y la construcción colectiva de un país mejor.

Lo que no vio Alberto fue que la peor versión de este país lo venía asediando hace semanas, desde su propio entorno. Un circuito tan indecente como incontrolable en el manejo de la vacuna contra el coronavirus venía creciendo en distintos puntos del país. Ya habían aparecido casos de concejales, intendentes y legisladores que conseguían llegar antes que el común de la gente a las dosis.

Nadie lo frenó y el escándalo no tardó en arribar a la cima del poder: el vacunatorio VIP en el propio Ministerio de Salud de la Nación fue la tristísima confirmación de que la crisis moral es demasiado profunda. Un lastre demasiado pesado para el sueño de crecer que el Presidente desarrolla en otros ámbitos, convencido o no de que es posible.

Lo peor de todo es que, para descubrir el vacunatorio VIP, casi no hizo falta una investigación. En el país de las camas y las operaciones, fue un periodista kirchnerista quien lo contó livianamente en la radio. Horacio Verbitsky quemó sin dudar a su "viejo amigo" Ginés González García: dijo que le bastó un llamado telefónico para que acceder a la vacuna por afuera. Dosis que, hoy, llegan a muy pocos.

La frase fulminó al jefe sanitario del combate contra la pandemia. Un funcionario que ya había demostrado que podía errar en sus pronósticos sin que pasara nada y que incluso había decidido esta semana meterse en el terreno de las decisiones políticas, con la recomendación de suspender las PASO de agosto. 

Tanta impunidad tenía Ginés que le arruinó un día clave a Alberto y hundió a su gobierno en una crisis de la que le costará salir.

Te puede interesar