Argentina aplastó 5 a 0 a Emiratos Árabes con un golazo de Messi y ya piensa en el Mundial

Mundial Qatar 2022 16/11/2022
Julián Álvarez abrió la cuenta, Di María metió dos golazos y Leo cerró el primer tiempo con el suyo, una obra de arte con su pie derecho. En la segunda parte, Joaquín Correa marcó el quinto.
Seleccion Argentina

La Selección Argentina ganó, gustó y goleó por 5 a 0 a Emiratos Árabes, de visitante en el mediodía de este miércoles, en el último amistoso antes del Mundial. Con un tanto de Julián Álvarez (17 minutos del primer tiempo), dos golazos de Ángel Di María (25' y 36'), otro de Lionel Messi (44') y un grito de Joaquín Correa (14' del ST), la Albiceleste le propinó una paliza al país asiático.

De esta manera, el equipo de Lionel Scaloni sumó confianza y ritmo futbolístico de cara al inicio de la máxima cita, dentro de cuatro días ante Arabia Saudita. El plantel ya está modo Mundial: en la noche de este mismo día ya estará en Qatar.

La Selección se encontró con un desafío de entrada: atacar y lograr profundidad con un rival metido en su campo, replegado, con una línea de 5 y una segunda de 4, esperando salir de contraataque.

Al principio le costó y de hecho el primer gol llegó de contra: con el equipo de Emiratos al ataque, Di María le dio un pase largo a la carrera a Messi, quien mano a mano, se la cedió a Álvarez (que iba por el otro costado) y el ex River no perdonó ante el arquero.

Luego, Argentina demostró en ataque posicional su jerarquía y conexión: el segundo gol fue un centro muy preciso de Acuña que terminó con una tremenda volea de Di María, el tercero, otro de Fideo, una enorme jugada, con finalización de Ángel desparramando a un defensor y al arquero Khalid Eisa y el cuarto un amague en el área de Messi y bomba al segundo palo.

Con el partido liquidado, Scaloni, quien había anticipado que "no vale la pena correr riesgo ante Emiratos Árabes", empezó a preservar titulares y darle minutos a otros: sacó a Di María, la figura de la cancha, Marcos Acuña, Alexis Mac Allister y Nicolás Otamendi en el entretiempo y metió a Nahuel Molina, Gonzalo Montiel, Germán Pezzella y Javier Correa, quien se movió bien y rápido en el área y logró sellar la goleada. Además, a los cinco del complemento, decidió que entre Enzo Fernández y guardó a Álvarez y a los 30, el que se sentó en el banco de suplentes fue Leandro Paredes y Guido Rodríguez ocupó su lugar.

Por su parte, el equipo del argentino Vasco Arruabarrena tuvo algunas aproximaciones en el comienzo del primer tiempo y tres ocasiones clarísimas en el segundo: un disparo de Harib Abdalla Al Maazmi dio en un palo, otro de Abdalla Ramadan exigió al Dibu Martínez, quien se quedó con el balón en dos tiempos y luego en otra jugada, el 1 primero y después Pezzella en la línea le negaron el gol.

Si bien es cierto que no puede haber ninguna facilidad para que el rival dispare desde una buena distancia o termine con una doble chance en el área, es lógico que pase siendo el partido de su vida para los futbolistas de Emiratos Árabes y lejos de serlo para los de Argentina que, más con el 5 a 0 en el marcador en la última, pensaban también en no lesionarse para no perderse el Mundial.

Argentina fue muy efectivo, brilló por momentos o jugadas e ilusiona más a los argentinos, aunque este partido no es medida por el rival, que no tiene la categoría de la mayoría de los del Mundial y dejó facilidades en defensa. Además del juego y el resultado, otra buena noticia para Argentina es que todos los jugadores terminaron el partido sin molestias. Ahora, se viene lo más lindo, se viene el Mundial.

Te puede interesar