Cristina le reclamó a Massa medidas efectivas contra la inflación

El ministro de Economía defendió el proyecto de Presupuesto 2023 en el Congreso, al que calificó como “prudente y realista”
Massa-Cristina

Dos definiciones, entre tantos números, marcaron ayer la exposición que realizó el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, sobre el proyecto de Presupuesto 2023 ante la Cámara de Diputados que supo presidir antes de cambiar de rumbo institucional. Una está referida a la falta de medidas que contribuyan a frenar una inflación que, este año, puede terminar en los tres dígitos. La otra se vincula estrictamente a su futuro político, a casi un año de las próximas elecciones presidenciales.

“No hay una medida que baje la inflación por sí sola. Se busca la combinación de varias políticas. Si lo hacemos entre todos juntos y bien, podemos bajar la inflación, poniendo cada uno su parte”, dijo. Y continuó: “no soy ni mago ni salvador, vengo a ayudar y a trabajar para que a la Argentina le vaya bien y a los argentinos mejor”. Pero también llamó la atención otras frases. “En los pasitos finales de mi vida política quiero hacer esto bien. La combinación de la política monetaria y la fiscal; la política de acumulación de reservas y la inversión pública y privada son las variables que permiten construir las proyecciones. Sentimos que una propuesta de 60% de inflación es conservadora y que si lo hacemos todos juntos podemos bajar más la inflación. Cada uno tiene que poner su parte”, manifestó el titular del Palacio de Hacienda.

Frente a estas proyecciones, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le reclamó a Massa medidas más efectivas y precisas para combatir la inflación. “El Ministerio de Economía ha trabajado duro en todas las áreas de su competencia, pero es necesaria una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia”, escribió la titular del Senado en su cuenta de Twitter. “Está mas que claro que estamos ante un fenómeno de inflación por oferta y no por demanda”, prosiguió.

Asimismo, señaló que “las empresas alimentarias han aumentado muy fuerte sus márgenes de rentabilidad”, por lo que las volvió a identificar como las principales responsables del proceso inflacionario que vive la Argentina.

En el Congreso, Massa definió el cálculo de gastos y de ingresos para el año electoral como “prudente y realista”, y aseguró que “cumple con los objetivos que se planteó el Congreso al aprobar el acuerdo” con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Junto a los secretarios de su cartera, y con un tono notoriamente conciliador, el funcionario expuso durante casi tres horas en el Salón de Pasos Perdidos sobre los principales lineamientos de la iniciativa, en el marco del debate en la comisión de Presupuesto y Hacienda (que preside Carlos Heller), donde participaron autoridades del cuerpo y referentes de los distintos bloques.

El titular de Economía negó ante los parlamentarios que haya aplicado ajustes. “Recorte no es lo mismo que diferimiento, no es ajuste, es orden en materia presupuestaria”, planteó. Acotó que no hay “ninguna resolución del Ministerio de Economía que recortara ninguna partida presupuestaria de atención a la discapacidad”.

Massa admitió que lleva “como una cruz” el fracaso de la aprobación del Presupuesto el año pasado, cuando conducía la Cámara de Diputados, por lo que destacó la “importancia” de que el Congreso “fije una hoja de ruta” para “dar previsibilidad”.

“Cuando no hay una hoja de ruta definida por el Congreso, termina influyendo en el desarrollo del Estado y cualquiera que sea el Presupuesto es importante que el Congreso fije una hoja de ruta. Que el 2023 funcione con metas para dar al estado y a la sociedad una previsibilidad”, subrayó. Según dijo, “este presupuesto trae un fortalecimiento de la política tributaria y crecimiento del gasto primario en términos reales”. “Si desde el Congreso fijamos reglas claras, estabilidad fiscal, proyección respecto de disponibilidad de divisas y fijamos además mecanismos para ir agregando valor en nuestra economía, de alguna manera nos va a permitir ser grandes jugadores en los próximos 10 años en el proceso global de disputa” en el mercado de proteínas, minería, energía y Economía del Conocimiento.

Te puede interesar