Catamarca lanza una campaña contra la gordofobia

“Mi cuerpo no quiere tu opinión” es un proyecto impulsado en Catamarca a raíz de indicadores que dan cuenta de que en la provincia la gordofobia es una de las tres causas principales de discriminación.
650349-img-20220914-wa0132

El proyecto, que está en manos de la presidenta del Colegio de Nutricionistas, María del Carmen Sosa, el nutricionista Franco Notario y la diputada Adriana Díaz. Cuenta además con el acompañamiento de la Municipalidad de la Capital.

Notario contó aspectos de la síntesis del proyecto que unas semanas estará vigente en la provincia. El nutricionista dijo que fue convocado a tomar parte del proyecto por su especialidad en trastornos alimentarios, conducta alimentaria, gordofobia y la discriminación. "Además porque escribí un libro con respecto a lo que sufren las personas con obesidad, por lo que me sumé para aportar las historias de los pacientes, ya que no todo queda en el número que da la balanza y no todo se trata del pesaje, sino también que hay que ir a lo emocional y saber todo lo que sufren las personas con sobrepeso”, explicó.

En este sentido, el especialista dijo que “la discriminación se da en todos los sectores, en lo público, en los bares, en las salidas, lo social, lo sentimental, las amistades, el amor, la familia. La gordofobia durante mucho tiempo estuvo debajo de la alfombra, e incluso estaba muy bien reírse del gordo. Hoy en día, por suerte, ya hay movidas contra esto -lo que tendría que haber pasado siempre- y ya no se permiten cosas que antes se permitían”.

Asegura que “existe una vieja escuela de dietistas, lo que ha generado más obsesión y por eso, ahora se trabaja más en la mejora de hábitos de la persona que en las dietas, porque, al fin y al cabo, las dietas nunca funcionaron y no van a funcionar”, aseguró, añadiendo que la campaña busca visibilizar este problema mediante la charla y la reflexión. “Muchas veces veo en el consultorio que en la familia no saben cómo tratar a una persona con exceso de peso y justamente, es lo que lleva al fracaso a los pacientes, porque donde más se esperaría la comprensión y la ayuda, es donde más se discrimina, lo que es triste”.

Notario remarcó que los efectos de este tipo de comentarios, más allá de que "puedan ser bien intencionados o no", pueden causar efectos y reacciones sumamente negativas que persisten por años. “Es increíble cómo una palabra puede ocasionar un gran trastorno en la persona. A lo largo del tiempo, he visto que, muchas veces, el aumento de peso se da a partir de una frase que le dijo un pariente o un amigo, y a veces, pasan 20 o 30 años y la persona nunca lo olvidó porque queda en el sufrimiento. Esa es una opinión que uno cree que no lastima, pero daña mucho y puede generar una bulimia, una anorexia o trastornos por atracón. Por este motivo, se trata de generar conciencia y aprender que no hay que opinar del cuerpo de los otros, ni para bien ni para mal”.

El especialista dijo que, sorprendentemente, en el ámbito profesional o de la salud, también existe la discriminación, ya que “hay personas que no pueden hacerse una tomografía porque no entran en el aparato y que sea muy común que un paciente vaya a la consulta médica por un dolor y el médico lo manda a bajar diez kilos porque quizás su problema no tiene que ver con la obesidad, pero se está juzgando desde la imagen y no se va más a fondo. Hay muchas personas que tienen unos kilitos de más y sus valores bioquímicos son espectaculares”.

En cuanto a la concreción de la campaña, explicó que se va a realizar mediante mensajes en medios de comunicación y la vía pública “con carteles con testimonios de situaciones de todos los días, de personas con exceso de peso que sufren de discriminación”.

“En definitiva, creo que el mensaje más importante es tratar de ponernos en el lugar del otro, porque la persona que nunca tuvo exceso de peso no tiene idea por lo que pasa una persona que sí lo sufre. Simples actividades como ir a comprarse ropa, pueden llegar a ser un martirio”, destacó.

Catamarca gordofóbica

Meses atrás, Catamarca/12 reflejaba los resultados de un estudio de alcance nacional que realizó el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que daba cuenta de que los tres motivos principales de discriminación en Catamarca están relacionados con la estética de las personas. En primer lugar, sobresalió “ser feo” -según la belleza hegemónica-; en segundo “ser pobre”, y en tercer puesto “ser gordo”.

Los datos obtenidos en el informe, que elaboró el ente nacional junto a 23 universidades nacionales, afirman claramente que en la provincia se discrimina principalmente por cuestiones relacionadas al aspecto físico de las personas.

Desde el INADI señalaron que el Mapa Nacional de la Discriminación es un aporte a la comprensión de las experiencias, las percepciones y las representaciones sobre la discriminación, y a la elaboración de criterios e indicadores útiles para el diseño de políticas antidiscriminatorias cada vez más inclusiva.

pagina12

Te puede interesar