Hay un cuarto detenido por el atentado contra Cristina Kirchner

País Por Fabián Juarez
Se trata de Nicolás Gabriel Carrizo, presentado en medios locales como el jefe de la "banda de los copitos", grupo de vendedores de algodones de azúcar que se colocaba en los alrededores de la vivienda de la vicepresidente.
Atentado a Cristina

La Policía detuvo a un hombre por el atentado frustrado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y ya son cuatro los arrestados por el ataque, producido el pasado 1 de septiembre, confirmaron este miércoles fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Se trata de Gabriel Nicolás Carrizo, presentado en medios locales como el jefe de la "banda de los copitos", grupo de vendedores de algodones de azúcar que se colocaba en los alrededores de la vivienda de Fernández cuando Fernando Sabag Montiel, primero de los detenidos, se acercó a ella durante una manifestación de seguidores y gatilló con una pistola dos veces a centímetros de su cara, sin que llegara a salir disparo.

Por ese frustrado atentado ya están detenidos, además de Sabag Montiel, brasileño de 35 años; su novia, Brenda Uliarte, argentina de 23 años; y Agustina Díaz, de 21 años, también argentina y amiga de Uliarte.

Uliarte y Sabag Montiel están imputados por "haber intentado dar muerte" a la vicepresidenta "con la planificación y acuerdo previo entre ambos" y también a Díaz, según afirmaron este miércoles sus abogados, se le imputa "la participación en la planificación de la tentativa" de homicidio, tras descubrir los investigadores una serie de mensajes en los que supuestamente Uliarte le confesaba a su amiga su plan de atentar contra la también expresidenta (2007-2015).

Los abogados de Díaz aseguraron que su defendida "en ningún momento creyó que lo que ella decía se podía llevar a cabo", al considerar que Uliarte era "manipuladora y fabuladora", y aseveró que Díaz conoció el ataque "a partir de los medios de comunicación".

Te puede interesar