Muerte de Isabel II: Los secretos del Palacio de Buckingham

Este imponente edificio, donde residía la reina Isabel II, se utiliza para ceremonias oficiales, visitas de Estado y está habilitado para recorridos turísticos.
Palacio de Buckingham

El emblemático Palacio de Buckingham es la residencia de la Familia Real Británica en Londres desde 1837. Esta era el lugar donde vivía la reina Isabel II. El edificio se encuentra en Buckingham y se puede visitar su interior pocas semanas al año y todos los días es posible ver el Cambio de Guardia frente al edificio, celebración a la que asisten miles de visitantes.

Este imponente edificio se utiliza para ceremonias oficiales, visitas de Estado y está habilitado para visitas turísticas. Es famoso por albergar una parte importante de la Royal Collection, el extraordinario conjunto de obras artísticas fruto del coleccionismo real.

La historia del Palacio

El Palacio de Buckingham fue construido en 1703 para el duque de Buckingham. En 1762, el edificio fue adquirido por el rey Jorge III para ser utilizado como residencia privada. Desde su construcción ha sido ampliado y remodelado en varias ocasiones.

Durante las dos guerras mundiales este palacio sobrevivió para sorpresa de todos de manera ejemplar. En la Primera Guerra Mundial tuvo la suerte de no ser atacado; sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado en diferentes ocasiones. En 9140, el bombardeo más importante destruyó la capilla real.

Como si un palacio no fuera lo suficientemente emocionante, se decía que había pasadizos subterráneos que conectaban la estructura con las calles cercanas al lugar.

¿Cómo son las visitas al Palacio de Buckingham?

Aquellos que quieran visitar el interior de esta construcción histórica, solo podrán hacerlo pocas semanas al año, entre finales de julio y principios de septiembre. El Palacio de Buckingham ofrece dos tipos de entrada diferentes: una de las modalidades permite visitar los Salones de Estado y la otra incluye además las Cocheras Reales y la Galería de la Reina.

Además de estas visitas al interior, es posible asistir a lo largo de todo el año al pintoresco Cambio de Guardia que se celebra enfrente del palacio.

Los turistas que tengan pensado sumar al Palacio de Buckingham en su lista de atractivos por conocer en Londres deben tener en cuenta que muchas veces hay largas filas afuera del lugar para entrar. Por eso, desde el sitio londres.es recomiendan: "Para evitar las colas, lo más cómodo es comprar las entradas online con antelación".

Los precios de las entradas para Buckingham Palace y Salones de Estado son: 34,50 US$ para adultos, los jóvenes entre 18 y 24 años pagan 22,40 US$, los niños entre 5 y 17 años 19 US$ y los menores de 5 años pueden ingresar de forma gratuita.

Aquellos que, además de visitar Buckingham Palace y los Salones de Estado, quieran recorrer las Cocheras Reales y Galería de la Reina deberán abonar: 63,20 US$ los adultos, 41,40 US$ los jóvenes entre 18 y 24 años y la entrada para niños entre 5 y 17 años tiene un valor de 34,50 US$.

Además, el sitio londres.es comparte otros atractivos turísticos cercanos al Palacio de Buckingham, estos son: el Green Park, St James's Park, Apsley House y Abadía de Westminster.

Te puede interesar