Muerte de Isabel II: El día que la reina se inclinó ante Lady Di

Entre muchas normas de protocolo hay una que se respeta estrictamente en la corona británica: la de sólo inclinarse ante otros reyes. Sin embargo, la Reina Isabel rompió esta norma en contadas ocasiones. Una de ellas, frente a Lady Di.
f1456x819-1278900_1449270_5050

La muerte de la reina Isabel II, que falleció esta mañana a los 96 años y tras 70 años de reinado, es una buena oportunidad para repasar algunos hitos en su vida. Mucho se ha hablado de su relación con la Diana Spencer. Muchas veces le tocó mediar entre Lady Di y su hijo, Carlos, quien hereda la corona. 

Al atardecer británico, y luego de que durante toda la jornada el país se mantuviera en vilo por el estado de salud de la reina Isabel II, fuentes oficiales informaron que "la Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina Consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana".

El repaso de su vida tiene un capítulo importante en el que se mezclan suspicacias y dolor con otras emociones como cariño y compasión. Esa etapa de la su historia tiene un nombre que fue tan querido como polémico: el de Lady Di.  Entre múltiples expresiones a partir del delicado parte médico de esta madrugada, las redes sociales estallaron con comentarios de todo tipo y referencias a diversos momentos de la monarca británica.

Muchos de ellos hacían referencia, justamente, a Diana Spencer, que estuvo casada con el entonces príncipe Carlos durante 15 años entre 1981 y 1996. Luego de la dramática separación, Lady Di manifestó públicamente sus problemas de salud, sus intentos de suicidio y reveló que no había recibido ayuda por parte de la Familia Real.

Aunque la reina Isabel II hizo esfuerzos para salvar el matrimonio de su hijo, la relación con su nuera estaba debilitada, al menos en parte, por la forma de ser de Lady Di, entre otras cuestiones, muy cercana al personal de servicio del palacio con el que tenía una relación de extrema confianza. 

A un año de divorciarse del príncipe Carlos, Lady Di murió trágicamente, junto a su pareja Dodi Al Fayed, en un accidente de auto en París. La reina Isabel II no quiso que Diana Spencer, sin dudas la figura más popular de la realeza británica, tuviera un funeral de Estado, algo reservado a los reyes o jefes de Gobierno. Pero por presión del pueblo, el pueblo británico despidió a Lady Di con los más altos honores. 

Entonces, la Isabel se refirió a su exnuera: "Ella nunca perdió su capacidad de sonreír y reír, ni de inspirar a otros con su calidez y amabilidad. La admiraba y respetaba por su energía y compromiso con los demás, y especialmente por su devoción a sus dos hijos".

En esa ceremonia, la reina Isabel II rompió un aspecto clave del protocolo. Se inclinó ante Lady Di, aunque ella no era reina. 

Aunque pocas veces, la reina Isabel II ya se había inclinado ante otras personalidades que no fuera reyes y reinas. Una de ella fue la Madre Teresa de Calcuta, a quien otorgó en 1983 la Orden de Mérito. 

mdz

Te puede interesar