Los hitos que marcaron el reinado de Isabel II

En sus 70 años en el trono británico, la monarca se convirtió en una de las figuras más importantes del siglo XX.
Reina Isabel II

Esta tarde, falleció la reina Isabel II, la monarca más longeva de la historia de Reino Unido. Llegó al trono en 1952 y en sus 70 años de mandato, vivió múltiples hechos importantes que cambiaron no solo al Reino Unido, sino también al mundo. 

La reina Isabel II se convirtió en monarca de Reino Unido apenas falleció su padre, pero la coronación se hizo un año más tarde, cuando ella tenía 26 años. A lo largo de sus 70 años, Isabel vio la caída del muro de Berlín, la Guerra de Malvinas y el fin de la Unión Soviética.

Coronación

La coronación de la reina Isabel II fue un evento nacional. Tuvo lugar el 2 de junio de 1953 y fue el primero que se transmitió por televisión.

Al evento asistieron más de 8.000 invitados VIP, desde primeros ministros extranjeros hasta jefes de estado de la Commonwealth, la ceremonia vio al arzobispo de Canterbury adornarla con la corona y comenzó su reinado.

La Guerra del Sinai

El primer conflicto que atravesó fue la Guerra de Sinaí, en 1956, en la que Reino Unido, Francia e Israel se unieron contra Egipto para conversar el canal de Suez.

Por presiones de Estados Unidos y la Unión Soviética, los tres aliados retiraron sus tropas lo cual se consideró un fracaso político para el Reino Unido y, en consecuencia, dejó de ser visto como una superpotencia. En este sentido, fue también un fracaso para la reina Isabel II. 

Visita a la Alemania Occidental

En medio de una década marcada por el cambio social y político, la reina mantuvo una apretada agenda de obligaciones diplomáticas, incluyendo una visita de 10 días a la República Federal de Alemania (o Alemania Occidental) que fue la primera visita oficial de un miembro de la realeza británica desde 1913.

Su visita marcó el 20º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, contribuyendo a simbolizar la reconciliación entre los dos países y reconociendo el resurgimiento de Alemania como potencia en Europa y en la escena mundial.

La catástrofe de Aberfan 

Ocurrió en la mañana del 21 de octubre de 1966 en el pueblo de Aberfan, Gales, cuando Isabel II llevaba 14 años de reinado. Se trató de una avalancha que se originó en una mina de carbón, causada por la acumulación de agua en las rocas y piedra caliza amontonadas, que de repente comenzó a deslizarse hacia abajo en forma de barro.

En total fallecieron 116 niños y 28 adultos, y muchos de los residentes del pueblo sufrieron problemas médicos, además de estrés postraumático. Isabel II rechazó visitar Aberfan hasta que ocho días más tarde se dio cuenta de la gravedad de la catástrofe y acudió allí. La tardía visita se convirtió en uno de los mayores arrepentimientos de su vida.

Guerra de Malvinas

Fue un conflicto bélico entre Argentina y Reino Unido que estalló en 1982, en el cual se disputó la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, ubicadas en el Atlántico Sur. La victoria británica fue una de las mayores causas de la caída de la dictadura argentina en ese momento, al tiempo que contribuyó a la reelección del gobierno conservador de Margaret Thatcher.

La reina Isabel II tuvo varias audiencias públicas con Thatcher respecto al enfrentamiento y siguió el tema día a día. Además, el príncipe Andrés, su tercer hijo, peleó en la Guerra de Malvinas al servir en el portaaviones HMS Invincible, donde se desempeñó en misiones de combate como piloto de helicópteros.

La década de 1990

El infeliz matrimonio del príncipe Carlos y Lady Di trajo dolores de cabeza en la reina Isabel II, quien tuvo que ser mediadora muchas veces.

El amorío del heredero al trono con Camilla Parker Bowles llevó a Diana de Gales a pedir el divorcio y más tarde dio una entrevista en la que reveló sus problemas con la bulimia, sus intentos de suicido y la falta de ayuda de parte de la Corona.

La muerte de Lady Di

En 1997, Lady Di y Carlos de Gales ya estaban divorciados y era de público conocimiento que cada uno siguió con su vida. Cuando la Princesa de Gales falleció en París, Francia, la reina Isabel II se negó a darle un funeral de Estado, ya que solo se realiza para reyes o jefes de Gobierno, pero el pueblo británico presionó para que se realice y así fue.

De Diana dijo: "Ella nunca perdió su capacidad de sonreír y reír, ni de inspirar a otros con su calidez y amabilidad. La admiraba y respetaba por su energía y compromiso con los demás, y especialmente por su devoción a sus dos hijos".

La muerte del príncipe Felipe de Edimburgo 

El 9 de abril de 2021 falleció el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II durante 73 años, a la edad de 99 años. Su muerte fue el fin de la historia de amor más larga de la monarquía británica. 

Se casaron en 1947 en la Abadía de Westminster y durante más de medio siglo, el príncipe Felipe estuvo al lado de la reina Isabel II.

El funeral de Felipe se celebró el 17 de abril de 2021 y debido a las restricciones por el coronavirus, sólo se invitaron a 30 personas. Las fotos de la reina sentada sola en la Capilla de San Jorge impactaron a muchos como símbolo de su soledad y dolor. 

Te puede interesar