Día de los Pelirrojos: cómo funciona la agrupación argentina

El Pelirrojos Club nació en 2013 y reúne a personas de más de 10 países. El próximo sábado habrá un acto en Puerto Madero. Una historia de lucha contra los prejuicios.
HEVYTSUQGRDXHOV2JZJKHVHXIU

El 7 de septiembre se celebra el Día Mundial de los Pelirrojos. Esta jornada nació en el año 2006 por la moción de un fotógrafo que vivía en la localidad de Breda -en Países Bajos- e invitó a los colorados de la región para fotografiarlos en el espacio público.

Desde entonces, las convocatorias se ampliaron al ámbito internacional y cada año hay festivales y reuniones masivas que buscan reivindicar al 1,5% de la población del planeta.

Particularmente en Argentina, hay una intensa interacción entre las personas coloradas. Desde el año 2013 existe el Club Pelirrojos Internacional, que organiza festivales y publica información científica y general sobre el asunto.

Omar Fornataro, fundador de este club, dialogó con Infobae y recordó los inicios de la idea: “En 2006 apareció un artículo periodístico que decía que los pelirrojos nos íbamos a extinguir dentro 150 años. Eso me llegó y me movilizó”.

El próximo sábado 10 de septiembre a las 14 horas el Club Pelirrojos lanzó una invitación para reunir a miembros y a interesados en el Puente de la Mujer de Puerto Madero. En ese marco, Fornataro aclara que cualquier persona puede acercarse a celebrar. “No sólo van a venir pelirrojos. Pueden venir familias, amigos y acompañantes. Nos van a sacar fotos y después vamos a un bar a tomar algo y a festejar nuestro día”.

En este caso, la agrupación decidió pasar los festejos al fin de semana para que todos puedan estar presentes. Asimismo, durante el año hay convocatorias y reuniones para celebrar otras jornadas como San Patricio o San Valentín.

Los comienzos del club
Tiempo después de leer el artículo periodístico que lo indignó, Fornataro se juntó con otros pelirrojos que fue conociendo y en el año 2009 tuvieron la idea de fundar un club para unir fuerzas. “Recién a fines de 2013 hicimos la reunión inaugural. Fueron 100 personas, realmente no lo esperaba”, recuerda el hombre.

De los 100 asistentes que observó Fornataro la primera vez, el club pasó a tener su sede en más de 10 países hispanohablantes del mundo. España, México, Colombia, Venezuela, Cuba, Paraguay, Uruguay, Ecuador y Chile son sólo algunos ejemplos.

“Las redes sociales modernas no tienen límite y nos ayudaron a contactarnos con otros países. Fuimos celebrando nuestro día internacional y empezaron a surgir otros grupos. Pelirrojos Club es una comunidad meramente recreativa”, detalla su fundador.

La genética

De acuerdo a la información que difundió el organismo presidido por Fornataro, el 74% de los pelirrojos tiene el pelo anaranjado debido a una mutación que surgió hace al menos 50.000 años en el cromosoma 16, ubicado en una estructura que se llama receptor de melanocortina 1 (MC1R). Esta región recibe una hormona que estimula a los melanocitos, que están relacionados a la piel y a los ojos.

Las estimaciones científicas indican que en los países con mayor presencia de pelirrojos el 40% de los habitantes es portador del mencionado gen MC1R. Estas personas suelen ser más sensibles a los cambios de temperatura y al dolor. Por lo tanto, precisan dosis de anestesia hasta un 20% más elevadas para que surja efecto.

Los prejuicios

A lo largo de la historia han surgido diversas interpretaciones y supersticiones en torno a los pelirrojos. Una de ellas, quizás la más difundida, indica que acercarse a uno de ellos puede traer mala suerte.

En 2016, el periodista deportivo Martín Liberman contó los detalles de esta incómoda situación. “Veo en el último tiempo una situación que va in crescendo y tiene que ver con la discriminación. Una discriminación que duele, que abruma, que molesta. Ir caminando con tu hijo en la calle y ver que un hombre grande se toque un testículo, o ver que una mujer se agarra una teta de una manera ampulosa. Son cosas que uno las puede pasar por alto o no, o te hacen daño”, dijo el conductor ante Canal 26.

Por su parte, Fornataro consideró: “Es lo mismo que le pasa a otras personas porque no somos ni más ni menos que nadie. Si en otros ámbitos hay discriminación, entonces eso le puede pasar a cualquiera. Va más allá de la condición que uno tenga”.

En segundo término, el fundador del Club de ´Pelirrojos invitó a “desarrollar la autoestima y la confianza en uno mismo” para hacer oídos sordos a los comentarios ofensivos.

Esta agrupación está en permanente contacto con el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) -presidido por Victoria Donda- para denunciar insultos o mensajes de odio hacia los pelirrojos. “El que carga, critica o discrimina tiene algo para ocultar”, finalizó Fornataro.

infobae

Te puede interesar