Fernández: “Que toda la Argentina entienda que estamos hartos de la violencia”

El Presidente reiteró su llamado a la construcción de una Argentina sobre las bases de la “diversidad” en la que “el odio sea una palabra que no se pronuncie más”. Durante un acto en San Martín, convocó a trabajar en una “Argentina que no discrimine”.
6318c5d480736_900

El presidente Alberto Fernández reiteró su llamado a la construcción de una Argentina sobre las bases de la “diversidad” en la que “el odio sea una palabra que no se pronuncie más” y reiteró su compromiso con la educación pública al entregar dispositivos del programa Conectar Igualdad a estudiantes de escuelas secundarias.

Junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk, y al titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el Jefe de Estado entregó 1.000 computadoras a alumnos y alumnas de la localidad bonaerense de San Martín.

Durante su discurso, Fernández convocó a trabajar por una “Argentina que no discrimine”.

“Les pido que me ayuden como jóvenes, que toda la Argentina entienda que estamos hartos de la violencia, que nos necesitamos y que podemos vivir en diversidad”, dijo el mandatario y propuso “una sociedad donde el odio sea una palabra que no se pronuncie más”.

En un sentido similar, el Presidente se había expresado el martes por la noche, al participar de la Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), en el predio de La Rural, donde pidió "no darle más espacio a los cultores del odio, a los que se valen de la libertad de opinar para difamar y desalentar al pueblo, a los que se encumbran en la democracia solo para desprestigiarla con discursos que no dejan de repudiarla y a los que siembran la violencia con el solo objeto de enfrentarnos".

Los mensajes del Presidente contra los discursos del odio se dan luego del intento de magnicidio que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la noche del jueves pasado, frente a su domicilio del barrio porteño de Recoleta.

Al día siguiente del ataque contra la Vicepresidenta, el mandatario convocó en Casa de Gobierno a representantes de sectores sindicales, sociales, empresariales, de derechos humanos y diferentes credos para debatir sobre los discursos del odio y la violencia.

La importancia del Conectar Igualdad

En su discurso en San Martín, el Presidente hizo, además, una fuerte defensa de la educación pública y del programa Conectar Igualdad, iniciado en 2010 durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

“Que un chico, una chica, un chique no pueda estudiar porque no cuenta con una computadora, es postergarlo; Cristina advirtió esa carencia”, aseguró el jefe de Estado, lo que cosechó el aplauso de los presentes.

“Después vinieron otros cuatro años en los que no pensaban como nosotros. Sé que muchos estaban desalentados porque la pandemia nos ha conmovido, por todo lo que nos tocó pasar. A los jóvenes particularmente, les cuesta pensar en un futuro. Algunos creemos que tenemos que pensar en esos jóvenes y garantizarles el mejor futuro, eso es darles la posibilidad de acceder al conocimiento”, añadió.

En ese mismo sentido, hizo alusión a conceptos vertidos por dirigentes de la coalición opositora Juntos por el Cambio, que al momento de gobernar hablaban de la escuela pública como un lugar en el que se "caía desgraciadamente".

"Todos y todas deben ir al colegio, deben educarse, deben ir a la universidad, deben conocer y aprender. En esos cuatros años, el sistema se ralentizó, nosotros volvimos convencidos que había que volver a Conectar Igualdad", añadió Fernández.

Además, destacó que el Gobierno nacional procura asegurar "la conectividad" para los colegios de todo el país.

Según se informó oficialmente, el Ministerio de Educación trabaja para garantizar el servicio de internet en las aulas y su disponibilidad para todas las escuelas de gestión estatal, con el objetivo de alcanzar al 90% de los estudiantes del país al finalizar el presente ciclo lectivo.

A su turno, el titular del Palacio Sarmiento también recordó los inicios de ese programa que, hasta 2015, había entregado 5 millones de computadoras.

Perczyk, de la misma manera que el Presidente, recordó que esa política se “cortó” durante la gestión macrista, una decisión que impidió que los chicos contaran con herramientas y conectividad durante la pandemia de coronavirus.

“Alberto decidió reponer Conectar Igualdad y que los chicos de la Argentina tuvieran su computadora. Se trata de una decisión política, económica, pedagógica. La computadora es indispensable”, comentó.

En ese sentido, anunció que se han comprado cerca de 500 mil dispositivos y que se están comprando “un millón más”.

“Cada computadora tiene el DNI de cada chico. No es un regalo, es el derecho de cada chico de la escuela pública. Vienen con una obligación que es que hay que estudiar”, añadió.

Previamente, el intendente local, Fernando Moreira, había señalado el carácter "fundamental" del Estado para "achicar la brecha educativa".

"Este programa (en alusión a Conectar Igualdad) tiene unos cuantos años: fue revolucionario y hoy es indispensable", remarcó.

En una primera etapa, el programa está dirigido a estudiantes de segundo año de la escuela secundaria urbana, de primero a tercero de las escuelas secundarias rurales y a la totalidad de la matrícula de las escuelas Educación Intercultural Bilingüe (EIB).

En una segunda etapa, se continuará con el ciclo básico de todas las escuelas secundarias de gestión estatal, se indicó oficialmente.

Te puede interesar