La Virgen del Valle luce un manto alusivo al terremoto de 2004

Durante la noche del martes 6 de septiembre, en las vísperas de los actos centrales de la Fiesta de la Protección de la Virgen del Valle a 18 años del sismo, se realizó el tradicional cambio de manto que luce la Sagrada Imagen para este acontecimiento especial.
302087527_5194094140719458_3338954272661203655_n.jpg?_nc_cat=110&ccb=1-7&_nc_sid=730e14&_nc_ohc=YYph

La ceremonia se concretó durante la vigilia de oración que dio la bienvenida al nuevo día, con la presencia del rector y el capellán del Santuario, presbíteros Gustavo Flores y Ramón Carabajal, respectivamente, momento que los fieles pudieron seguir a través de las redes sociales.

La autora Graciela Díaz describe que en el manto está expresado el pedido de la Virgen María de rezar el Santo Rosario. Los 20 misterios están bordados a modo de galón bordeando el manto. En cada misterio, se plasma una escena que invita a rezarlo, meditarlo y vivirlo.

En la parte posterior está representado el Santo Rosario y la Virgen María, quien con su ternura cobija al Niño Dios en sus brazos. También nosotros somos cobijados por su amor de Madre y protegidos por su ternura y amor.

El vestido tiene bordada una grieta oscura que representa el terremoto de 2004 y una rosa que indica la presencia de Nuestra Madre Protectora.

El corazón recuerda al Beato Mamerto Esquiú y el cristal cuadrado blanco su santidad de vida. La lluvia de cristales facetados representa a sus hijos en aquel crítico momento del sismo. La interacción entre nuestra súplica y la respuesta de protección de Nuestra Madre Morenita.

Asimismo, destaca que las piedras de rodocrosita fueron donadas por las señoras Noelia Edith Isabel Cruz, Margarita Azucena Ríos y Julia del Carmen Cruz, oriundas del departamento Andalgalá.

Te puede interesar