Cristina Kirchner comparó los disturbios del sábado con el 2001

La Vicepresidenta se reunió con legisladores oficialistas en un clima de tensión creciente con la oposición por las protestas y enfrentamientos en Recoleta. “Una policía política se ha apoderado de la seguridad de las calles”, dijo.
UKMGRLUDNVH3XJJQNZGEUYZIZQ

Cristina Kirchner sigue recibiendo muestras de apoyo dentro del oficialismo. La Vicepresidenta recibió a senadores y diputados que integran los bloques del Frente de Todos, en un clima creciente de tensión política por las protestas y enfrentamientos en Recoleta. “Una policía política se ha apoderado de la seguridad de las calles”, dijo la expresidenta y le recordó a la oposición los muertos en las protestas del 2001.

El encuentro comenzó pasadas las 17.30, cuando la titular del Senado ingresó al Salón Azul del Congreso, en el que ya la esperaban decenas de legisladores. Poco antes de las 17 habían ingresado al lugar los diputados y senadores encabezados por sus jefes de bancada, Germán Martínez, por la Cámara Baja, y José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, por la Cámara Alta. También estuvo presente la flamante la Presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau.

“Realmente cuando uno ve a los protagonistas de lo que pasó el pasado sábado, ve que se encuentra con casi los mismos protagonistas de lo que pasó en el 2001. Ese ejercicio, esa disputa de creer que la autoridad es apretar, de aprietes, de locura, de la falsa autoridad como le digo yo. Fue la misma que lo llevó a un presidente en el 2001 a firmar un decreto de estado de sitio”, dijo Cristina Kirchner en un discurso.

“Ese decreto de estado de sitio y todo lo que se desencadenó después: 39 muertos a lo largo y ancho del país entre el 19 y el 20 de diciembre. Fue lo que ocupó mi cabeza todo ese día sábado cuando veía las escenas y cuando, incomprensiblemente, comenzó a desatarse la represión”, siguió la vicepresidenta ante los legisladores.

El sábado, miles de militantes y dirigentes K que se concentraron en respaldo de Cristina Kirchner en los alrededores del domicilio de la Vicepresidenta en Recoleta. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que conduce Horacio Rodríguez Larreta (PRO), había ordenado vallar la zona. Se produjeron fuertes enfrentamientos entre manifestantes y la Policía porteña.

Este martes en el Congreso, la exmandataria apuntó además contra la titular del PRO, Patricia Bullrich, que abrió un enfrentamiento interno con el jefe de Gobierno porteño por su decisión de levantar el operativo policial el sábado a la noche.

“Me preocupa una oposición que quiere dirimir posicionamientos internos en base a estas cuestiones. Escuchar a alguien que tiene responsabilidades institucionales decir “no importa los costos que pueda tener el ejercicio de la seguridad” que es precisamente la misma persona que integraba el grupo que le hizo firmar al presidente De La Rúa el decreto de estado de sitio que terminó con 40 muertos y un gobierno inconcluso”, lanzó la Vicepresidenta.

Ante decenas de legisladores de los distintos espacios que integran el Frente de Todos, Cristina Kirchner también hizo un llamado a “repensar un poco el tema de esta bendita Ciudad de Buenos Aires que es la capital de todos los argentinos y que, de repente, una policía política se ha apoderado de la seguridad de las calles”.

“La Constitución no habla de autonomía, habla de que se dicte un estatuto y además porque creo que esta ciudad es la ciudad de todos los argentinos. Por esta Capital hubo guerras civiles durante todo el siglo XIX así que creo que deberíamos replantearnos también el funcionamiento jurisdiccional de cómo se debe ejercer la jurisdicción y cuál es el rol del gobierno federal también en una ciudad como esta”, advirtió.

La arenga de Cristina Kirchner con la mirada puesta en el 2023

Con la mirada puesta en el 2023, Cristina Kirchner también ensayó una especie de arenga y llamó a “reconstruir un movimiento nacional y popular” que no sea “solamente con los peronistas”.

“Más allá de que seamos la columna vertebral o como quieran llamarla, yo creo que debemos seguir más allá de 4 psiquiátricos o 20 psiquiátricos que monten horcas y bolsas mortuorias. Tenemos que seguir y no rendirnos para convocar a la mayor cantidad de argentinos que entiendan realmente lo que está pasando”, dijo.

“No nos dejemos obnubilar por 40, 50 psiquiátricos o por una conducción, o por medios de comunicación. Es cierto que la batalla es muy difícil y muy dispar, desde el poder económico concentrado, pasando por los medios masivos de comunicación y hegemónicos. Pero yo creo sinceramente el pueblo argentino va a sacar todas las fuerzas que tiene, desde su experiencia histórica, porque hemos vivido muchas cosas en muy poco tiempo”, concluyó.

Te puede interesar