Qué aumentos de precios y tarifas se esperan para los próximos meses

País Por Ximena Casas
La segmentación de tarifas y la quita de subsidios impactarán en un grupo de usuarios y las expectativas. También se proyectan aumentos en agua, prepagas, expensas y alquileres, además de los estacionales.
gas-luz

Luego de los picos de inflación mensual de 6,7% en marzo y 7,4% en julio, los analistas económicos descartan que en los próximos meses se puedan observarse niveles mensuales inferiores a 5% y ya proyectan una tasa anual para fin de año por encima del 90%. En este contexto de subas de precios, se destacan los aumentos esperados en los servicios de electricidad, gas y agua para los usuarios que pierdan los subsidios, más otros autorizados en los rubros regulados, como medicina prepaga.

El sendero de aumentos de los servicios públicos de los próximos meses dependerá de cuándo comiencen a retirarse los subsidios para los usuarios de mayor poder adquisitivo, los que no se hayan anotado en el registro y los que excedan los topes de consumo subsidiado (cuyos detalles en el caso del gas aun no fueron oficializados). El plazo previsto en los anuncios realizados por el Gobierno era a partir del 1° de septiembre, pero aun no fueron instrumentados los nuevos cuadros tarifarios, por lo tanto las empresas distribuidoras ya anticiparon que puede haber demoras en la facturación con el esquema segmentado.

“La inflación de agosto tiene un piso de 6% y para septiembre puede haber un impacto menor de tarifas de electricidad y gas. A priori la proyección para el mes próximo es en torno a 6 pero lo veremos más adelante. Hacienda cálculos, para que la inflación a fin de año llegue a 100% tenés que tener 6,5% mensual de agosto en adelante”, señaló Lorenzo Sigaut Gravina, director de Análisis Macroeconómico de Equilibra.

Para agendar

Segmentación de tarifas: Según los anuncios del Gobierno el pasado 16 de agosto, la quita de subsidios a los servicios de electricidad y gas natural se comenzaría a aplicar en septiembre, aunque las empresas aun no cuentan con los nuevos cuadros tarifarios.

La eliminación de subsidios para el gas y la electricidad dependerá del nivel de ingreso de los hogares y se dará en tres etapas: un 20% en septiembre, 40% en noviembre y 40% en enero del año próximo. Será para los usuarios de más poder adquisitivo y los que no se hayan inscripto en el registro para mantener el beneficio.

Según lo anticipado en conferencia de prensa por los funcionarios de la Secretaría de Energía, la quita de subsidios se da por tres niveles en el caso de los consumidores residenciales: los usuarios de ingresos altos (nivel 1) pierden todo el beneficio; los de ingresos bajos (nivel 2) los mantienen en pleno; y los de ingresos medios (nivel 3), solo tendrán una tarifa recortada mientras el consumo mensual no supere los topes establecidos.

Para la electricidad, el tope es de 400 kwh (que aumenta a 550 kwh en caso de zonas sin Gas Natural) y en gas por el 70% del volumen promedio de cada categoría de consumo, con diferencias según zonas geográficas. Se calcula que un cuarto de los usuarios del segmento medio podrían exceder esos parámetros.

Para los que pierdan subsidios, en el caso del gas, las subas alcanzan hasta el 88,2% y en el de electricidad hasta 125,3% para comienzos del próximo año, cuando culmine el proceso gradual de eliminación del aporte estatal a las tarifas, según cálculos de la consultora EcoGo.

En el caso de los usuarios de agua de Aysa, en la zona del AMBA, la quita de subsidios será gradual según la dirección donde se recibe el servicio (coeficiente zonal alto, medio y bajo). Se estima que los incrementos irán desde 112% a 152% para marzo del año que viene.

Los que se ubican con el coeficiente alto de consumo perderán el 100% de los subsidios a partir de noviembre; los del medio, se quedarán con 40% desde el 1° de noviembre, se recortará a 20% desde enero de 2023 y se eliminará dos meses después. En tanto, los registrados en el nivel más bajo mantendrán el 45% desde noviembre, y disminuirá gradualmente a 30% desde enero y 15% desde marzo próximo. Los que tengan tarifa social no sufrirán modificaciones.

Servicio de agua

En octubre, habrá un aumento en las tarifas de agua del 10% para todos los usuarios, que fue acordado con anterioridad, por fuera de los anuncios de la segmentación y la quita de subsidios.

Prepagas

A través de la Resolución 1293/2022, publicada a fines de junio, el Ministerio de Salud aprobó un Indice de Costos de Salud, que contempla la evolución de rubros como recursos humanos, medicamentos e insumos médicos. Ese índice podrá ser utilizado por las empresas de medicina prepagas para aplicar aumentos a sus usuarios. Al 30 de junio, el índice varió 11,34% y volverá a calcularse a fines de agosto y en octubre. Luego, las empresas tienen 30 días para aplicar el aumento resultante a sus clientes, que lo verán reflejados en las cuotas de octubre y diciembre, respectivamente.

Desde el inicio de 2022, las empresas prestadoras de medicina prepaga aplicaron incrementos autorizados por el Gobierno de 6% en marzo y 6% en abril y luego sumaron un 8% en mayo, 10% en junio y 4% en julio.

Alquileres

Este septiembre se aplicarán los aumentos anuales para los inquilinos que hayan firmado contratos en septiembre de 2020 -segunda actualización anual prevista- o el año pasado, en septiembre de 2021. El ajuste se debe calcular en base a el Índice de Contratos de Locación (ICL), que publica el BCRA en su página oficial, y que contempla en partes iguales la variación de la inflación (según el IPC que mide el Indec) y de los salarios, de acuerdo con la remuneración promedio de los trabajadores estables (Ripte) que informa el Ministerio de Trabajo.

Según los valores vigentes, para un contrato iniciado en septiembre de 2021 se debe aplicar una actualización anual de 64,6%. Por ejemplo, un inquilino que hasta ahora pagaba $45.000 mensuales de alquiler pasará a pagar a partir del mes próximo 74.100 pesos.

Expensas

Según anticiparon los funcionarios de la Secretaría de Energía, los consorcios de los edificios no recibirán subsidios por los gastos comunes de electricidad, lo que tendrá impacto en el valor de las expensas.

Desde este mes, los trabajadores de edificios reciben un bono de $134.000 que se pagará en siete cuotas y que tendrá impacto en la liquidación de gastos del consorcio. La Federación Argentina de Trabajadores de Propiedad Horizontal acordó con cámaras del sector que se abonará en dos cuotas de $12.000 (agosto y septiembre), dos de $18.000 (octubre y noviembre), dos de $24.000(diciembre y enero) y una de $26.000 en febrero de 2023. En todos los casos, los montos serán remunerativos, esto es alcanzados por los aportes personales y contribuciones a cargo del empleador.

Estacionales

Adicionalmente, se sumarán los clásicos aumentos por cambio de temporada de ropa; y de los productos frescos de estación, junto a las variaciones que surjan en las negociaciones que habitualmente mantienen las empresas de la alimentación con las autoridades de la Secretaría de Comercio; y los bienes y servicios que están vinculados con la variación de dólar oficial y alternativos en el mercado financiero.

Te puede interesar