El uso de billeteras digitales crecería más si hubiera incentivos, dice el CEO de MODO

Voces Tech Por kenstor
Rafael Soto es el CEO de MODO, una billetera digital impulsada en diciembre de 2020 por un consorcio de más de 30 bancos argentinos.
630bade32dac4_900

Acostumbrarse a usar el celular como medio de pago en lugar del efectivo o de una tarjeta plástica es un proceso que, aunque avanza "aceleradamente", para el CEO de MODO, Rafael Soto, hoy enfrenta una "educación incompleta" y la falta de "un incentivo mayor" que puede consistir en una reducción de las retenciones impositivas de los pagos que reciben los comercios.

Lanzada en diciembre de 2020 por un consorcio de más de 30 bancos argentinos, MODO es la billetera digital con la que el sistema financiero tradicional quiere consolidar el uso del dinero electrónico para hacer compras, pagar impuestos, transferir dinero a otras personas y todo tipo de gastos cotidianos.

En una entrevista con Télam, Soto destacó el lanzamiento del sistema de pagos con transferencias interoperables -mecanismo que permite a cualquier aplicación bancaria o billetera digital leer un código QR, sin importar la empresa emisora, y así poder pagar en comercios físicos o virtuales- pero advirtió sobre la necesidad de un mayor compromiso de los actores del sistema en educar a usuarios y comerciantes, y de los gobiernos para reducir las cargas impositivas en un país que, hasta principios de 2020, nueve de cada diez pagos se hacían en efectivo.

-Soto, a diez meses del lanzamiento de los pagos con transferencias interoperables, ¿se están cumpliendo los objetivos que tenían?

-En muy poco tiempo ha habido una transformación muy significativa del ecosistema de pagos en la Argentina. Pasamos de transaccionar solo con efectivo a sumar plásticos, a la aparición de Mercado Pago con su propuesta y ahora, hace poco más de un año y medio, a la propuesta de MODO de digitalizar todas las tarjetas.

En MODO tenemos un crecimiento de doble dígito compuesto de la cantidad de transacciones en el esquema interoperable. Es decir, usuarios que, por ejemplo, pagan con MODO en los QR de Mercado Pago. Los usuarios y los comercios están aprendiendo que cualquier celular se puede usar para pagar en cualquier QR. Hay un proceso de educación que avanza aceleradamente, pero que aún es incompleto y que es un proceso gradual.

Aún estamos esperando esa masividad que nos gustaría ver, como fue el proceso de PIX en Brasil (esquema de pagos electrónicos que se lanzó hace dos años y que ya usan más del 70 % de los adultos de ese país). Hay una falta de comunicación sistémica de que podés pagar en cualquier QR con cualquier aplicación.

-¿Por qué alguien acostumbrado a pagar en efectivo elegiría pagos digitales? ¿Cuál es la ventaja de pagar con QR frente a hacerlo con tarjeta?

-Cuando salís con MODO no tenés que llevar tu billetera, tenés todo en el celular. En la Argentina se da la situación que la gente tiene cuentas en varias entidades y en MODO tenés todos tus medios de pago en la billetera. Además, están todas las promociones de los bancos y, últimamente, está habiendo una migración de las promociones bancarias a MODO, por lo que hay más promociones cuando se paga con MODO que cuando la operación se realiza con el plástico.

Además, cuando pagás con un plástico te enterás si te cobraron bien a final de mes cuando te llega el resumen de cuenta. En cambio, con MODO, ves el pago en el acto y, próximamente, vas a ver la promoción que te está aplicando en el acto. También ves el saldo en cada cuenta.

-¿Qué beneficios tiene para el comerciante cobrar con transferencias?

-Un problema grande que tienen los comercios son los fraudes. Comercios que venden y después el usuario desconoce la transacción. Eso hace que le debiten con un contracargo el precio de esa venta. En cambio, en MODO el usuario transacciona con una tarjeta cuya titularidad está validada, lo cual reduce drásticamente las posibilidades de fraude, teniendo en cuenta que la mayoría de las veces no se pide el DNI o la dificultad para probar que la firma en el cupón es la misma que el DNI.

En relación con otras billeteras, los datos de la transacción están protegidos. Con MODO no tiene un conflicto de interés, MODO no tiene del otro lado un marketplace. Entonces, el comercio mantiene la seguridad de ese dato protegida.

Además, MODO ofrece las mejores comisiones del mercado. Opera en partnership con los principales adquirentes del mercado que tienen como las comisiones más bajas del mercado, que son aquellas que fija el Banco Central, mientras que la competencia tienen unos cargos adicionales.

-En las últimas semanas, billeteras como Ank, Todo Pago y Bimo anunciaron su cierre. ¿Es rentable el negocio de billeteras digitales o es una consolidación del mercado?

-Siempre dijimos que el mercado iba a entrar en un momento de consolidación, y que se mantendrían vigentes billeteras que tienen una oferta de valor más diferenciada para los usuarios. MODO es una billetera que a partir de la integración con bancos genera beneficios únicos en cuanto a seguridad y facilidad de uso.

Cuando te das de alta en MODO tenés todas tus cuentas y tarjetas listas para usar. Y en cuanto a beneficios, se monta en todas las promociones de los bancos, que es una de las más desarrollas del mercado y que son drivers de las ventas en la Argentina. Otras billeteras pierden diferenciadores que las mantengan adelante en el podio.

-¿Qué falta para ganar escalabilidad en los pagos digitales?

-Mayor educación. Con todos los bancos tenemos que seguir educando a los usuarios a que entiendan que es más fácil y simple pagar con el celular que hacerlo con tarjeta. Lo mismo para los comercios. Los adquirentes tienen que trabajar en explicarles a sus comercios que es equivalente a cobrar con QR a con un plástico en cuanto a como se visualiza la transacción en sus resúmenes y cuáles son las funciones. Muchas veces hay desconfianza por parte del comercio a cobrar con QR porque no sabe cómo le van a liquidar la transacción o qué cargos va a tener.

Falta seguir desarrollando la oferta de producto digital, para que las promociones estén bien al frente, para que los usuarios entiendan los beneficios asociados a las transacciones vigentes. También falta un incentivo mayor de los gobiernos para impulsar los pagos con transferencia. Hoy los fees (cargos) para pagos con transferencias son iguales a los de débito y se siguen aplicando las mismas retenciones que se aplican con pagos con tarjetas para los comercios, que superan el 10% del pago que reciben. Sigue siendo caro para el comercio versus los costos de recibir efectivo.

A nivel técnico, el ecosistema argentino resolvió tan bien como Brasil la integración de sistemas. La diferencia es que, a nivel comercial, en Brasil PIX tiene costos muy bajos y no hay retenciones impositivas.

Te puede interesar